argentino
La familia de Santiago Maldonado, activista argentino de 28 años desaparecido, advirtió hoy que todavía no pueden confirmar si se encontró su cadáver. NOTIMEX

Buenos Aires, 19 Oct (Notimex).- La familia de Santiago Maldonado, activista argentino de 28 años desaparecido hace 79 días y cuyo caso provocó una crisis política para el presidente Mauricio Macri, advirtió hoy que todavía no pueden confirmar si un cadáver encontrado la víspera en un río es del joven.

Sergio Maldonado, hermano de Santiago, encabezó esta noche una conferencia de prensa en medio de la incertidumbre colectiva en la que se sumergió gran parte de la sociedad argentina desde que la víspera se confirmara el hallazgo de un cadáver.

“Entiendo la ansiedad de ustedes, pero tengan en cuenta que hay una familia atrás y amigos, pero sobre todo respeto a Santiago. No podemos confirmar que es él”, manifestó.

Santiago Maldonado desapareció el 1 de agosto pasado, durante una represión policial en contra de una comunidad mapuche. Las protestas para exigir su aparición con vida crecieron con el paso de las semanas y se transformaron en una crisis para el gobierno de Mauricio Macri.

“¿Dónde está Santiago Maldonado?”, fue la pregunta que se convirtió en un lema repetido en marchas multitudinaras en Argentina y en otros países, donde también apareció plasmado en camisetas, paredes y negocios.

La víspera, las autoridades reportaron el hallazgo de un cadáver en el río Chubut, ubicado en la ciudad de Esquel, a mil 877 kilómetros de Buenos Aires y fronteriza con Chile, zona donde desapareció Santiago.

Su hermano Sergio manifestó su desconfianza, ya que ese lugar había sido revisado en tres operativos previos en los que no se encontró nada, por lo que no descartó que el cadáver haya sido “plantado”, es decir, colocado ahí a propósito.

Maldonado recordó que desde que denunciaron la desaparición de Santiago la familia fue hostigada, y criticó de manera particular el manejo de un sector de la prensa que durante esta jornada especuló con múltiples versiones sobre el cuerpo encontrado y que incluso difundió fotos del mismo.

Explicó que él y su esposa estuvieron la víspera en la zona en la que se realizó el nuevo operativo de rastreo, “y fue muy duro estar ocho horas al lado de un cuerpo, tuvimos que convivir con eso, sin saber cómo estaba, en qué condiciones, con todo el dolor de estos 79 días”.

Sostuvo que a ese dolor se le sumó la presión mediática para revelar si era Santiago o no, ante lo cual, advirtió: “yo no puedo decir si es o no es, porque no lo puedo identificar. Hasta no estar 100 por ciento seguro no lo voy a confirmar”.