Reforma Educativa
Se ha dicho mucho sobre la Reforma Educativa, en general a los que se encuentran involucrados (docentes y alumnos) Pero, ¿realmente sabes de qué se trata?.

San Juan del Río, 22 Agosto 17.- Se ha dicho mucho sobre la Reforma Educativa, en general a los que se encuentran involucrados (docentes y alumnos), que si ¿es buena?, ¿nos va a perjudicar?, ¿qué beneficios traerá?, y un sin fin de preguntas relacionadas. Pero, ¿realmente sabes de qué se trata?.

Lo que se busca es elevar la calidad de la educación en igualdad de oportunidades, así como garantizar el interés superior de la niñez en el país.

Lo que generaliza como objetivo es que los alumnos tengan mejores maestros, que estén más tiempo en los planteles para que su formación sea más completa, acceso a alimentos sanos y nutritivos.

De igual manera se hace contar con mejores libros de textos y materiales educativos, que las escuelas tengan las instalaciones adecuadas y en buen estado.

Pero, ¿por qué se quejan los docentes?
Sencillo, el “Servicio profesor docente” busca dignificar al profesor a través de una evaluación (cosa que no quieren que se les evalúe como debe de ser). Aún el personal que ya cuente con un nombramiento definitivo será evaluado y contará con tres oportunidades para alcanzar los niveles de calidad. Si falla, no será despedido, sino que será transferido a otra área o podrá retirarse.

Aquellos que obtengan una plaza pasarán por una inducción de dos años, de la que serán evaluados anualmente. Si al término del periodo no cumplen con los estándares requeridos serán cesados.

Además la reforma en este sentido, dicta que las promociones de docentes estarán sujetas a su desempeño, que será evaluado y reconocido por las autoridades educativas.

¿Habrá mejorías en las escuelas?

La Reforma establece que la infraestructura de las escuelas impactará directamente en los planteles, así como de los recursos públicos para que sea la misma comunidad escolar la que decida como invertirlos.

Las críticas no se han hecho esperar, ya que se ha desatando una contrarreforma laboral, que de alguna manera plantea mejorar toda la educación, simplemente sacando del sistema a maestros que no alcancen “los niveles de calidad”. Claro que es necesario evaluar a los docentes.

Se menciona cambiar el 60% en la planta docente en 12 años, por lo que la pregunta del millón es ¿de dónde sacarán tantos maestros preparados si no hay estructura educativa que soporte esto?.

Se tiene un estimado presupuestal por parte de la Subsecretaría de Egresos de la Secretaría de Hacienda para la SEP, de la cantidad de 28 mil 305 millones de pesos para poner todo en marcha.

Sin embargo, los brotes de inconformidad de los docentes despedidos y ahora muchos con la presión de padres de familia para que sean reinstalados, dan pie a una problemática mayor para la educación del país.