tuberculosis
El médico epidemiólogo de la UMF 48 del IMSS Jalisco, recomendó a la población hacer la prueba de tuberculosis ante tos persistente con flema. NOTIMEX

Guadalajara, 22 May (Notimex).- El médico epidemiólogo de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) 48 del IMSS Jalisco, Juan José Atilano García, recomendó a la población hacer la prueba de tuberculosis ante tos persistente con flema.

Dijo que la mayoría de los mexicanos ha tenido contacto con la micobacteria causante de la tuberculosis antes de los 15 años de edad, pero al tener un sistema inmunológico sano, el micro organismo es encapsulado y con ello se frena su desarrollo.

“Sin embargo, pacientes crónico-degenerativos y/o con afecciones pulmonares, así como mujeres embarazadas, son muy vulnerables a contraer la enfermedad, precisamente por tener un sistema de defensas disminuido”, señaló.

Añadió que todos se pueden enfermar, “pero aumenta la probabilidad en quienes tienen patologías crónicas como diabetes o hipertensión, están desnutridos, cursan un embarazo o bien presentan una afección pulmonar como la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)”.

Puntualizó que bajan las defensas y el microorganismo causante, “la mycobacterium tuberculosis, aprovecha para activarse”.

Comentó que la enfermedad no respeta género, ni grupos de edad, por lo que la padecen lo mismo bebés, que adultos mayores, aunque los diagnósticos “se realizan casi siempre a personas en etapa productiva de entre 30 y 60 años, porque acuden a un médico en busca de incapacidad por infección respiratoria”.

Manifestó que el riesgo es el mismo en el ámbito rural y el citadino, pero en este último es mayor la exposición a la bacteria por el número de personas con el que se tiene contacto.

Afirmó que es fundamental que toda persona con un cuadro de tos persistente y con flema se haga una prueba para detectar la tuberculosis, más aún si se añaden síntomas como fiebres o escalofríos por la tarde o la noche.

Destacó que en los módulos PrevenIMSS de todas las UMF del IMSS Jalisco se realizan baciloscopías, las cuales consisten en el análisis no invasivo de una muestra de flema del paciente.

Precisó que los resultados se entregan en un lapso no mayor a dos días y de resultar positivos se inicia un protocolo farmacológico de seis meses, “al cabo del cual de seguirlo estrictamente, el paciente queda curado de la enfermedad”.

“Este problema de salud puede desarrollarse en cualquier parte del cuerpo, pero en 85% a 95% de los casos es en el pulmón, y el derechohabiente tendrá que acudir con su médico familiar para supervisar los avances del tratamiento, mismo que es muy eficaz”, indicó.