San Juan del Río, 29 Marzo 17.- Grave contaminación ambiental y problemas de salud para los habitantes, generan más de 100 hornos ladrilleros instalados en las comunidades de Visthá y San Pedro Ahuacatlán, que todavía queman con desechos industriales, plásticos y otros productos altamente contaminantes.

De acuerdo a la directora de ecología en el municipio, Claudia Moreno Paz, el área que encabeza, a través de las políticas públicas del gobierno municipal, trabaja en la gestión ante la SEDESU de por lo menos 5 millones de pesos, para la tecnificación del proceso de elaboración que usan los productores actualmente.

Moreno Paz, explicó que en la actualidad se desconocen los niveles de contaminación que existen en la zona, sin embargo las emisiones son notorias y excesivas, por lo que se han sostenido mesas de trabajo con los productores para solicitar a las dependencias federales recursos suficientes para la tecnificación de los hornos.
Hornos ladrilleros San Pedro Ahuacatlán.
La funcionaria destalló que uno de los principales objetivos es que la zona cuente con luz eléctrica, ya que es una de las necesidades que existen para que los hornos ecológicos funcionen adecuadamente reduciendo hasta en 70% la contaminación que generan.

En la comunidad de San Pedro Ahuacatlán, existen más de 100 hornos ladrilleros, donde se encuentran instalados también 19 hornos ecológicos, sin embargo no operan de acuerdo a la norma ya que los productores refieren que el combustible resulta incosteable para su funcionamiento.

“Tenemos los hornos ecológicos que el gobierno aportó para tecnificar l producción pero trabajan con diésel y es muy caro para poder operarlos, no es redituable para los productores”, dijo uno de los propietarios de los hornos.

Claudia Moreno Paz, asegura que se busca crear una cooperativa con 10 personas, a efecto de que estén organizados y bajar los recursos, al reconocer que la contaminación que se genera al medio ambiente es grave y por consecuencia afecta a la salud de los habitantes.

“Se está trabajando en una prueba piloto con los de Visthá, de hecho el compromiso del presidente es formar una cooperativa ante notario y meter la parte de la luz, para que los trituradores y los dueños de los hornos empiecen a ocupar la tecnología”, precisó.

Moreno Paz apuntó que se realizará un programa de concientización que durará 3 meses, para hacer el cambio en sus procesos, al referir que se contratará a un técnico especializado y de esta manera puedan disminuir la contaminación de por lo menos el 70 por ciento.
Hornos ladrilleros San Pedro Ahuacatlán.
San Pedro Ahuacatlán y Visthá, son las principales comunidades productoras de ladrillo en el Estado, luego de San Nicolás, en el municipio de Tequisquiapan, por lo que el tema de concientización entre los productores será de vital importancia para minimizar el impacto ambiental que se registra en la zona.

“Después de conformar la cooperativa, vamos a meter el proyecto a SEDESU y apoyarnos para que los hornos bajen la contaminación, pero obviamente tenemos que empezar desde raíz, es un tema muy complejo, concientizarlos de las quemas que están realizando y regular los residuos para la quema”, apuntó.

Cabe señalar que durante un recorrido realizado por Rotativo de Querétaro, se encontró que en la rivera del río San Juan, a la altura de San Pedro Ahuacatlán, existen diversos hornos que utilizan material industrial, plásticos, basura y otros productos altamente contaminantes.

La quema de los hornos ladrilleros se genera a cualquier hora del día y la noche, lo que produce altas emisiones de contaminación de bióxido de carbono al medio ambiente, que por consecuencia, por generaciones han incrementado los problemas de salud de las vías respiratorias y pulmonares, en niños y adultos mayores.

Finalmente dijo que antes de iniciar el programa de tecnificación, se solicitará a la las instancias federales, como SEMARNAT, realizar un estudio que realmente mida los índices de contaminación ambiental que se generan.
Hornos ladrilleros San Pedro Ahuacatlán.