México cuenta con cartas de las que puede echar mano para responder a la presión que la administración Trump busca ejercer en los frentes migratorio. FOTO: NOTIMEX

Washington, 27 Feb (Notimex).- México cuenta con cartas de las que puede echar mano para responder a la presión que la administración del presidente Donald Trump busca ejercer en los frentes migratorio y de comercio, pudiendo en algunos casos revertirla, consideró aquí una experta.

La directora de la Red México-Estados Unidos e investigadora de la Universidad del Sur de California (USC), Pamela Starr, consideró que aunque la estrategia de Trump puede tener una buena recepción entre sectores domésticos, sus efectos podrían resultar contraproducentes.

Starr hizo notar que, contrario a la percepción derivada de la retórica utilizada por el mandatario, México ha sido un efectivo socio en el frente migratorio, a partir del programa de interdicción de inmigrantes que implementó en su frontera sur.

“Pero los planes de la administración para una aplicación de las leyes de migración más agresiva, y la retórica en torno a ello, ha puesto a prueba la paciencia de México”, indicó la también investigadora del Centro de Estudios Estratégicos Internacionales (CSIS) durante un foro organizado por este instituto de análisis.

Starr mencionó los dos recientes memorandos del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) detallando la implementación de la orden ejecutiva de Trump, y en particular la directiva para deportar a México a todos los inmigrantes indocumentados detenidos, sin importar si son o no mexicanos.

Comentó que aunque el gobierno mexicano ha evitado hasta ahora anticipar una eventual respuesta a esta medida unilateral, la posibilidad de que adopte una “dura respuesta” no puede ser descartada.

Más allá del desconocimiento de Trump y de su administración sobre México, Starr consideró como probable que la actitud del mandatario es para una audiencia domestica y que busque mantener a México fuera de balance de cara a una renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

“Si esta es la estrategia, (Trump) está equivocado porque todo lo que está haciendo es avivar el nacionalismo en México, y endurecer la postura de México cuando se trate de negociar sobre comercio”, concluyó.