El jefe de Inmunología Clínica y Alergias del Hospital de Especialidades del CMNO del IMSS, afirmó que en esta época aumentan los casos de asma bronquial.

Guadalajara, 7 Feb (Notimex).- El jefe de Inmunología Clínica y Alergias del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional de Occidente (CMNO) del IMSS en Jalisco, Carlos Torres Lozano, afirmó que en la época invernal aumentan los casos de asma bronquial y rinitis alérgica.

Reiteró que los casos crónicos de asma bronquial y rinitis alérgica (patologías que en la mayoría de los casos se presentan en conjunto) se exacerban durante la temporada invernal, a causa de las infecciones de vías respiratorias y de la proliferación de polvo y otros elementos alérgenos.

El especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) resaltó la importancia de acudir al médico ante los primeros síntomas y recibir el tratamiento adecuado antes de que se presente una complicación.

Explicó que aunque ambas enfermedades tienen síntomas característicos en fase aguda -insuficiencia respiratoria y flujo nasal respectivamente-, la persona debe ser diagnosticada y tratada de acuerdo con el origen del problema, sea infeccioso o alérgico.

Pidió estar atentos ante manifestaciones de tipo respiratorio como sensación de opresión en el pecho, agitación o cansancio al caminar o subir escaleras, ya que son síntomas de un problema bronquial crónico exacerbado.

“Quizás debido a la exposición a una carga importante de alérgenos, pero si además hay fiebre de 38.5 a 39°C y/o tos, y mucosidad que cambia de color (amarilla o verde), ya podemos identificar un problema viral o bacteriano” que requiere atención adicional, aseguró.

Advirtió que niños y adultos mayores son más vulnerables a complicaciones respiratorias asociadas al asma bronquial, pero un persona con asma o rinitis crónica también puede llegar a la gravedad si no atiende patologías aparentemente inofensivas, como un resfriado.

Un cuadro clínico como éste “es un caldo de cultivo para que virus o bacterias compliquen una insuficiencia respiratoria” y el paciente incluso fallezca por falta de oxigenación, puntualizó.

En caso de que un derechohabiente sea asmático o tenga rinitis alérgica, debe acudir a su médico en las unidades de Medicina Familiar (UMF) para que se determine el origen del problema, sugirió el experto.