La indignación de la mayoría de la ciudadanía es el denominado ‘gasolinazo’ con el que entró el año nuevo, eso ha generado enojo, protestas, manifestaciones, cierre de carreteras y toma de casetas, así como marchas en casi todo el país, todo eso podría ser justificable y hasta podría decir que lo apoyo, yo también ‘sortearé’ las consecuencias colaterales de las malas políticas del gobierno federal y de nuestros diputados y senadores.

Hasta ahí todo es aceptable, comprensible tanta indignación, pero lo que no es justificable, es que la ‘ignorancia’ nos convierta en delincuentes.

Y es que lo verdadero lamentable es ver como gente en las redes sociales está fomentando el vandalismo en el municipio, compartiendo supuestos llamados a saquear tiendas, siguiendo el mismo patrón de lo que ha sucedido o sucede en otros estados.

Pero no solo eso, sino desinformando y por consecuencia generando caos entre la sociedad. Hay quienes están confundiendo los errores de los políticos que aprobaron la Reforma Energética, para aprovechar y poder delinquir, porque sería la palabra correcta para los llamados que hacen en las redes sociales a saquear negocios.

Pero lo más triste es ver a quienes ‘se creen heroínas’ y a través de su cuenta de Facebook aparentan ‘espantarse’ de una situación que nadie quiere, pero que parece que la llaman a gritos, LA INSEGURIDAD. Muchos no se dan cuenta que están fomentando la INSEGURIDAD desde el momento que comparten o festejan desde sus redes sociales, los mensajes de quienes buscan el CAOS en nuestra ciudad; que diferente sería, si todos hicieramos caso omiso a esos ‘LLAMADOS A MISA’.

Pero muchos o muchas, quieren su fama de un minuto. Este mansaje es desde mi perspectiva y es ‘saco a la medida’, a mi si me interesa la seguridad en San Juan del Río, en Querétaro y en México, pero no desestabilizando y contribuyendo a fomentar el caos.

Hoy pude darme cuenta de la ‘responsabilidad’ de los transportistas, que en su tercer día de proestas al alza de la gasolina sobre la autopista México Querétaro, sin claudicar a su lucha social, fijaron su postura ante las autoridades federales y se comprometieron, que además de continuar sus manifestaciones de protesta a la Reforma Energética, no permitirán que personas ajenas a su movimiento, pretendan sacar raja y desestabilicen la paz social, pero menos que cometan actos de vandalismo.

Dejaron claro, que quienes sean sorprendidos delinquiendo durante su movimiento, que no tiene como objetivo afectar a la ciudadanía, muchos menos quemar gasolineras, serán detenidos por los propios transportistas y entregados a las autoridades federales.

No es momento de golpear a la economía, las gasolineras, las tiendas de autoconsumo, los changarritos, los negocios de las familias, son el esfuerzo de muchos que nada tiene que ver con los incrementos de precios que son autorizados por el gobierno federal, seamos responsables, no infundemos la psicosis en la sociedad, la economía de nuestras familias es la que debemos defender.