El Secretario de Educación del Estado, reconoció que el presidente del Frente Nacional por la Familia quien organizó la marcha, es su sobrino directo.

Querétaro, 13 Sep 16.- El Secretario de Educación del Estado, Alfredo Botello Montes, reconoció que José Roberto Hernández Botello, presidente del Frente Nacional por la Familia y quien organizó la marcha de este pasado sábado es su sobrino directo.

“Es mi sobrino directo. Familiarmente siempre tenemos diálogo. Todos los domingos acostumbramos a reunirnos en casa de mis padres y toda la familia. En ocasiones él va y desde luego es un diálogo que tenemos familiar, cada fin de semana que procuramos estar ahí con mis papás”, expresó el funcionario.

No obstante, aclaró que la Secretaría de Educación a su cargo, nada tuvo que ver en la organización de la Marcha por la Familia que este sábado congregó a 35 mil personas, que se manifestaron en contra de reconocer los matrimonios entre personas del mismo sexo.

“¿Cómo que pudiera vincularme?, yo soy secretario de educación, insisto que la relación con él y con muchos amigos que estuvieron organizando esta marcha es una relación de amistad y en este caso es una relación incluso de familia, pero ni modo que yo vaya a decir “ya no te juntes conmigo o ya no seas mi familiar por organizar marchas”, cada quien está en su libertad. Incluso en la misma familia hay hermanos que unos pueden apoyar una cosa y otros apoyar otra, pero eso es parte de la pluralidad de la democracia que se vive aquí en México”, expresó.

También negó que sean ciertas las acusaciones que circulan en Internet, de organizaciones civiles a favor de los matrimonios igualitarios, en el sentido de que en varias escuelas se condicionaron entregas de becas por la asistencia a la marcha que recorrió Constituyentes, el pasado sábado.

“No tenemos ninguna denuncia al respecto porque ya les he comentado que por motivos religiosos no he tenido conocimiento ni que se otorguen becas, ni que se quiten becas”, anotó.

Ante la insistencia de los medios de comunicación, el secretario de estado consideró que sería “ocioso” hacer un llamado a la ciudadanía para que denuncie cualquier tipo de irregularidad pues -dijo- es algo que los ciudadanos saben hacer.