Carlos Ariel Meza León, Titular del Colegio de Veterinarios en el municipio. FOTO: CESAR ORTIZ

San Juan del Río, 15 Julio 16.- Tras las denuncias de envenenamiento de perros y gatos, principalmente en el centro de la ciudad y la zona Oriente, el titular del Colegio de Veterinarios en el municipio, Ariel Meza León, aseguró que los responsables de estos actos inhumanos podrían ser sancionados por maltrato animal, llegando a pagar multas económicas o años de cárcel.

Explicó que en la Ley Estatal de Bienestar Animal, se estipula que cualquier daño provocado a los animales de manera voluntario debe denunciarse al Ministerio Público, sin embargo admitió que las autoridades y la ciudadanía en general no abordan este tema por desconocimiento.

“Si tiene sospechas o hay la oportunidad de comprobar, se puede denunciar, esto se denuncia como maltrato animal, pero es necesario corroborarlo por eso mucha gente desiste de está posibilidad o por los gastos de los estudios de las lesiones de envenenamiento, se denuncian al MP”, precisó.

Esta problemática también debe ser investigada por el sector salud las autoridades, ya que en muchos casos los vecinos dejan las “trampas de veneno” al aire libre, lo que puede generar un serio accidente o tragedia, con la salud de niños y adultos que pudieran tener contacto con estas sustancias para matar animales.

Meza León aseguró que a partir de las atenciones brindadas por los médicos se pueden sacar las estadísticas de envenenamiento, en por lo menos seis colonias, como Loma Alta y Granjas Banthí.

“La zona oriente es la más afectada por el nivel de población, la mayoría son perros de calle o en situación de semi domiciliados”, apuntó.

El profesionista apuntó que la sustancia que más se les da a los animales para su rápida muerte es fósforo de Zinc y raticidas, generando problemas a nivel neurológico, por lo que el animal muere en cuestión de minutos.

Señaló que los médicos han atendido a los animales que llegan con los síntomas, sin embargo en su mayoría fallecen por la efectividad del veneno.

“Son 100 por ciento letal y el otro generaría hemorragias internas y el perrito en cuestión de horas generarán complicaciones y obviamente la muerte pero cualquiera de los dos se vende en las tiendas, entonces hay una facilidad para poderlos conseguir”, aseveró.

Finalmente agregó que esta practica se debe al desentendimiento de los propietarios de las mascotas, por lo que los exhortó a mantenerse alerta y vigilantes ante cualquier sospecha.