Samsung y asociación civil promueven educación de calidad en Chiapas

El Coordinador General de la USEBEQ, informó que buscan suscribir un convenio con la (SCT), para llevar este año Internet a 200 escuelas en Querétaro.
Tapachula, 2 Jun (Notimex).- Samsung y la asociación Gilberto construyeron en la escuela primaria “Francisco Javier Mina Larrea” en Tapachula, Chiapas, dos aulas y una cancha de basquetbol para promover una educación de calidad, una de ellas es el sala digital “Smart School”.

Esta escuela primaria se vio afectada en 2004 por el huracán Stan, por lo que fue reubicada, lo que dejó a los alumnos en condiciones no óptimas para su educación. En 2014, la asociación Gilberto promovió la reconstrucción de la escuela junto con Samsung.

En entrevista con Notimex, la subgerente de Responsabilidad Social de Samsung, Diana Hernández Cid, dijo que este tipo de aulas ayudan a romper la brecha digital y a ofrecer una mejor educación a los alumnos.

“Lo que queremos es romper la brecha digital, que estas comunidades que están un poco rezagadas de esta tecnología tengan una educación distinta. Y con el aula digital les abrimos las puertas para que en un corto plazo desarrollen aplicaciones que ayuden a su comunidad y a su medio ambiente”, sostuvo.

Comentó que con el Smart School se busca crear un nuevo perfil de estudiantes con la ayuda de la tecnología, para que se conviertan en grandes profesionistas con independencia del lugar en que estudien.

“Les entregamos tabletas, laptops, una pantalla de 82 pulgadas que funciona como pizarrón y aire acondicionado; creemos que con esto los alumnos tendrán un aprendizaje más dinámico y divertido, así se interesarán más por sus clases y conocerán un mundo nuevo y con ello desarrollarán nuevas aptitudes”, aseveró.

La directiva apuntó que con este tipo de iniciativas los estudiantes despertarán su curiosidad, toda vez que el programa permite cambiar del salón tradicional a lo digital, que brinda oportunidades de estudio a diferentes comunidades.

“Buscamos que los alumnos quieran venir a clase. Hemos visto grandes avances con la Smart school, el reto es para los profesores, porque queremos que los alumnos exploren este mundo nuevo y que ellos se interesen por seguir creando y por continuar sus estudios”, apuntó.

Durante la inauguración del aula, los alumnos recibieron una clase y ellos se mostraron muy interesados en interactuar con la tecnología, como la alumna Lupita de segundo grado, quien se mostró muy emocionada y atenta en su nueva aula digital. Por Juan Ramón Aguilar.