Usan energías renovables en beneficio de las mujeres

Usan energías renovables en beneficio de las mujeres.

Cimacnoticias/Enheduanna | Tuxtla Gutiérrez, Chis.- 01/06/2016-. ¿Cómo pueden estar vinculadas las energías renovables y la perspectiva de género? ¿Qué tienen que ver las celdas solares, por poner un ejemplo, con las mujeres y la mejora de sus condiciones de vida?

Juana María Hernández Jarquín, coordinadora de la Red de Mujeres en Energía Renovables y Eficiencia Energética (Redmere), lo tiene muy claro, y por eso es que impulsó la creación de este grupo de ingenieras en energía en Chiapas.

Está convencida que desde su trabajo como ingeniera en Energía puede apoyar a que más mujeres se empoderen, desde sus propias compañeras profesionales como otras que viven en condiciones de pobreza y marginación.

El uso de energías renovables, además de los beneficios ambientales que traen, proporciona beneficios sociales importantes. Las mujeres de los lugares donde se instala una planta de energía renovable se pueden ver beneficiadas con la oportunidad de nuevas formas de empleo, reducción de jornadas domésticas y la mejora de la salud.

“Cuando se puede instalar, por ejemplo una bomba de agua, las mujeres se ven beneficiadas porque ellas son las que acarrean el agua; esto mejora su salud y condiciones de vida”, explica Juana María Hernández, la primera persona en Chiapas que está certificada en energías renovables.

El uso de las energías renovables tienen que aplicarse con una visión de género, de lo contrario podrían aumentar las diferencias dentro de las comunidades beneficiarias, y para ello se debe impulsar la participación femenina antes de que se instale el proyecto.

“Hay que conocer las necesidades de ellas, qué es lo que necesitan, cómo se pueden ver beneficiadas con un proyecto de energía renovable”, comenta Hernández Jarquín.

En Chiapas, el número de ingenieras en Energía es reducido en comparación de los hombres. Alrededor de 20 por ciento del total de personas que egresan de esta carrera son mujeres.

Debido a los estereotipos de género, muchas veces las mujeres que se gradúan de esta carrera no se dedican a la instalación de equipos de energías, sino que se especializan en otras áreas.

“Para nosotras como mujeres es difícil salir a campo, entonces entre nosotras tenemos que tender puentes que nos permitan ejercer mejor nuestro trabajo. La red que construimos es una red sororaria”, destaca la ingeniera.

La Redmere busca profesionalizar a las ingenieras en Energía, y fomentar que más mujeres puedan empoderarse mediante el uso de energías renovables. La conforman 25 ingenieras egresadas de la Universidad Politécnica, Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas, y el Instituto Tecnológico de Cintalapa.

Este grupo sabe que juntas pueden avanzar más y ayudar que otras mujeres también vean la luz más pronto. Por: Sandra de los Santos