Viaje al pasado de San Juan del Río: Armando Otero.

San Juan del Río, 25 Mayo 16.- Armando Otero Castillo, pintor sanjuanense se define como un hombre ocupado y preocupado por rescatar el pueblo de San Juan del Río. Actualmente expone al menos 30 obras de su autoría en la galería principal del Portal del Diezmo.

“Mi temática son calles y paisajes de San Juan, por eso a alguien se le ocurrió decirme ‘cronista pintor’, que no estoy muy de acuerdo con el mote, pero si eso les parece a los que conocen pues ya me la ‘enjaretaron’; pero si he tratado de rescatar porque desde joven me dio por pintar que una casita o una callecita”, explicó.
armando-otero-san-juan-del-rio-02
Admite que con el paso del tiempo y a sus ya más de 45 años de experiencia, ha logrado pinar casi todo San Juan de Río, a pesar de las transformaciones que por el paso del tiempo se han fijado en las fachadas y calles, principalmente del Barrio del Calvario, lugar donde pasó su niñez.

armando-otero-san-juan-del-rio-03JPGarmando-otero-san-juan-del-rio-01 armando-otero-san-juan-del-rio-05“El entorno donde uno vive, es como un poeta que normalmente compone poemas de lo que lo rodea, eso me sucede a mí, porque lo que más he pintado es mi Barrio del Calvario, mis calles aledañas como Reforma, El Santuario y la calle de Cóporo, que ahora le llaman Melchor Ocampo”, expresó.

El artista explica que sus obras no son sacadas de fotografías, sino que todas son originales, al colocarse en la misma calle para apreciar el paisaje que plasma a través de su obra, y agregó: “Quito lo moderno, por ejemplo si hay alguna calle donde le aumentaron dos o tres pisos, o que hay banquetas, farolas o arreglitos; yo le vuelvo a acomodar la tierra o el empedrado como me acuerdo que estaba en mi niñez”.

Parte importante de su obra ha estado relacionada al Portal de Diezmo, donde se incluye un autorretrato del edificio en la época que se encontraba aún en ruinas. Como un dato curioso y con cierta tendencia de Rembrandt en el manejo de los claro oscuros, el artista tiene una obra pequeña de nombre “La pulquería”, que se trata de un escenario de Amealco de Bonfil y se llama originalmente “Pulquería Yuma”.

El pintor sanjuanense indica que cada cuadro lo inspira a conservar un recuerdo del viejo San Juan; y la técnica que utiliza es óleo sobre madera con espátula, óleo sobre madera con pincel y lienzo; también.

“Lo he tratado de rescatar en óleo o en mi técnica favorita que es la espátula, me identifico más con la espátula”, subrayó.

Finalmente, el ahora maestro de jóvenes talentos realizó un llamado para continuar desarrollando la habilidad artística, por lo que espera que alguno de sus alumnos se interesen en rescatar la historia y den el mensaje a las nuevas generaciones para no olvidar las raíces sanjuanenses y sus tradiciones.