INAH y Corregidora buscan descubrir caras de Piramide del Pueblito.
Piramide de El Pueblito.

Querétaro, 1 Feb 16.- El Delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Manuel Naredo Naredo, informó que se analiza junto con el gobierno de Corregidora, reanudar los trabajos para descubrir, en este trienio, las demás caras de la Piramide de El Pueblito y concretar la construcción de un Museo de Sitio en la zona.

“El presidente municipal de Corregidora se acercó a las autoridades del Instituto, tuvimos incluso una reunión en la ciudad de México, en la secretaría técnica del INAH para revisar estos temas, donde básicamente el alcalde manifestó su interés en eso, en continuar con los trabajos de destape, llamémosle de la pirámide, y la realización de un museo de sitio, la construcción de un museo de sitio”, reveló.

No obstante explicó que reanudar los trabajos se llevará todavía tiempo pues primero un grupo de arqueólogos especialistas tendrán primero que realizar un proyecto de rescate que tendrá que ser avalado después por el Consejo de Arqueología, que es el órgano más importante al interior del INAH, y ya pasados esos filtros podrá comenzarse a gestionar el recurso a ejecutar.

“El instituto acogió dichas solicitudes de buena manera, para todo lo que tiene que ver con trabajo arqueológico, es decir, el descubrimiento de esas partes de la pirámide, primero se tiene que tener un proyecto de rescate elaborado por un especialista del instituto, después debe haber la autorización para hacerlo, por parte del consejo de arqueología, que es la institución académica más importante al interior del instituto, de mayor autoridad académica, que lo autorizaría, y los recursos para hacerlo, que ahí es donde seguramente tendría que entrar el municipio con aportaciones económicas”, indicó.

El delegado del INAH indicó que en este momento todavía trabajan en el análisis de los materiales que se encontraron en el descubrimiento de las caras que están ya expuestas de este sitio arqueológico y habrá que esperar a que se presente el proyecto para valorar su factibilidad.

“En realidad no es tanto tiempo el que se requeriría, los trabajos en realidad que ya se realizaron en la pirámide, si no me equivoco tardaron alrededor de dos a tres años, es decir, tiempos no son tan largos como uno pensaría, pero si tienen que estar sustentados en un proyecto bien sustentado académica, técnicamente en materia arqueológica”, apuntó.