El yoga, una alternativa antiestrés para los caraqueños.

Caracas, 19 Dic (Notimex).- El yoga, conocida disciplina milenaria hindú, es practicado en varias plazas de Caracas como terapia antiestrés, con un cotidiano incremento de participantes ante la crisis económica que amenaza su estabilidad emocional.

En fecha reciente, se realizó un encuentro de yoga multinivel en una concurrida plaza del este de Caracas, en donde cada rincón de ésta fue ocupado por expertos, aficionados y principiantes de esta disciplina.

La población de las grandes urbes se ve amenazada por sensaciones de tensión física o emocional que provoca frustración, nervios y hasta furia, condición en la que se encuentran muchos venezolanos, ante la mala situación política y socioeconómica que prevalece en el país.

Así pues, en Caracas, la práctica de disciplinas entre las que destaca el yoga se ha convertido en el principal refugio espiritual en estos tiempos de gran crisis.

Es el yoga el que les brinda a los caraqueños la oportunidad de compartir socialmente a la vez que se ejercitan al aire libre de manera gratuita y escapan del estrés continuo que enfrentan a diario generado por el trafico vehicular, y las largas filas para obtener productos de primera necesidad.

Si bien, es difícil establecer una rutina diaria en la práctica de cualquier disciplina en la ciudad, para el venezolano actual y en especial para el caraqueño, resulta aún más difícil.

Ante la crisis económica que afronta el quinto país productor mundial de petróleo, los caraqueños comienzan a utilizar diversos espacios de la ciudad capital para la práctica de esta disciplina milenaria hindú con gran éxito.

La práctica del yoga al aire libre se realiza de manera gratuita y sin grandes trámites para practicarla en los principales parques de Caracas.

Los únicos requisitos son disposición del tiempo del practicante, ropa cómoda y ligera y la alfombra o mat, colchoneta o esterilla para realizar los ejercicios y debido a que es al aire libre también recomiendan el uso de lentes de sol y protector solar.

Pese a que entre semana también se imparten clases de esta disciplina, son los fines de semana cuando acude un gran número de personas a practicar el yoga.

La concurrencia se hace notable en plazas y los principales parques de la ciudad que tienen amplios espacios destinados para la recreación y ahora para tal fin, dijo a Notimex, Mireya Morales, practicante de esta disciplina desde hace tres años.

Entrenadores de gran trayectoria profesional y de prestigiosas academias de la ciudad, donan parte de su tiempo para dictar estas clases al aire libre en donde la meta es establecer un perfecto equilibrio entre mente, cuerpo y espíritu de manera armoniosa y al unísono.

La disposición de la población en practicar esta disciplina sin importar el lugar, clase o edad, se hace evidente a través de los diversas generaciones de personas que suelen acudir a las prácticas colectivas.

Por lo que es muy común ver, tanto jóvenes adolescentes, como personas de mediana edad y adultos mayores de ambos sexos realizando los ejercicios.

Dado los orígenes y prácticas de este método occidental, este pudiera estar reñido con algunas religiones por ser una disciplina con connotaciones religiosas de práctica budista.

Sin embargo, esto no constituye una limitante para llevar a cabo su práctica, y por el contrario, ha logrado involucrar a un gran número de personas sin distinción de clase social ni preferencias políticas o religiosas.