Empresarios respaldan acuerdos mundiales sobre cambio climático

Empresarios respaldan acuerdos mundiales sobre cambio climático

México, 7 Dic (Notimex).- El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) expresó su respaldo a los acuerdos y compromisos suscritos por México en la vigésimo primera Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP21).

Empero, demandó que los compromisos sean vinculantes a un eventual acuerdo mundial para que la temperatura del planeta no varíe más de dos grados y planteó al gobierno mexicano incentivos a la industria nacional, a fin de adaptarse paulatinamente y sin descapitalizarse a tales estrategias globales.

En su mensaje semanal, el dirigente del CCE, Gerardo Gutiérrez Candiani, señaló que la reunión de más de 150 jefes de Estado confirmó que existe convergencia sobre la necesidad de hacer mucho más de lo hasta ahora se ha realizado frente al cambio climático.

“En México no podemos menospreciar el desafío. Existen estudios que indican que somos el país más afectado en cuanto a la intensidad del aumento de la temperatura, casi el doble que el resto”, alertó.

Refirió el compromiso establecido por el presidente de México, Enrique Peña Nieto, acerca de la ratificación para la adhesión del país a la iniciativa Mission Innovation, por la cual varias naciones se comprometen a impulsar la energía limpia.

Se está pidiendo el compromiso de duplicar en cinco años, a nivel mundial, la inversión pública y privada en investigación y desarrollo en la materia, refirió Gutiérrez Candiani.

“Estamos confiados de que habrá un nuevo tratado, que deberá hacer vinculantes los compromisos para que la temperatura global no varíe más de dos grados centígrados, indispensable para evitar riesgos de devastadoras consecuencias”, apuntó.

Según explicó, el sector empresarial, a escala global, está confluyendo en torno a una serie de prioridades, metas más ambiciosas y de largo plazo, objetivos intermedios que confirman una tendencia irreversible hacia una nueva economía de bajo carbono, con revisiones de los compromisos y las metas y actualizaciones cada cinco años.

Asimismo, medidas que reduzcan el riesgo y favorezcan la inversión en las nuevas tecnologías; mecanismos robustos de financiamiento y adaptación.

El dirigente empresarial sostuvo que la inversión mundial anual en energías renovables se ha incrementado en 500 por ciento en los últimos 10 años, para llegar a 300 mil millones de dólares.

Si se firma un tratado que aporte los incentivos apropiados de largo plazo, se considera que pueden multiplicarse por 10, subrayó.

Por ello, sostuvo que México no debe ni va a quedar a la zaga en esta transición, que tiene que ver con una responsabilidad puntual con el tiempo, pero también con oportunidades para el desarrollo nacional.

“Tenemos la convicción de que, en los próximos cuatro años, se harán inversiones multimillonarias en energías renovables, para incrementar en ese lapso la capacidad instalada para estas fuentes en casi mil 800 por ciento”, apuntó.

En este contexto, Gutiérrez Candiani aseveró que México puede y debe tener un papel ejemplar en este esfuerzo mundial, a través de un mayor fomento por parte del gobierno, que sea claro y decidido, con grandes proyectos de generación de energías renovables, así como de generación distribuida.

“Un factor clave es apoyar a la industria en los procesos de adaptación y reconversión, para que pueda mantener su productividad y solvencia financiera y operativa”, insistió.