Policía alemana investiga muerte de siete bebés hallados en una casa.

Berlín, 13 Nov (Notimex).- La policía alemana investiga la muerte de siete bebés, cuyos restos fueron encontrados en una casa situada en la localidad bávara de Wallenfels, en el sur de Alemania, y cuya propietaria es buscada para que testifique ante las autoridades.

Según reportes de prensa, se trata de una mujer de unos 45 años de edad, que la policía evita identificar como principal sospechosa y se refieren a ella como “posible madre” de los bebés.

Los restos de los niños fueron descubiertos el jueves por la tarde en la vivienda por un médico de urgencias, cuyos servicios fueron requeridos por la policía para este caso.

Ahora, los investigadores forenses tratan de determinar si todavía podría haber más cadáveres, declaró un portavoz de la policía.

Este viernes, médicos forense realizan las autopsias a los bebés, cuyos resultados se conocerán la próxima semana y servirán para determinar el sexo, fecha y causa de la muerte.

“Todavía hay que interrogar a muchas personas y tomar medidas adicionales de búsqueda”, dijo la vocera policial.

En concreto, se examinará de manera municiosa la propiedad en la que aparecieron los restos mortales de los bebés, indicó.

El periódico alemán Bild aseveró que la propietaria de la casa habría estado embarazada en varias ocasiones, de acuerdo con testimonio de vecinos de la localidad.

En la casa en la que se encontraron los cadáveres la mujer residió durante unos 18 años.

El alcalde del municipio, Jens Korn, quien fue informado la noche del jueves del hallazgo, se dijo “desconcertado”.

“Somos un pueblo pequeño de dos mil 800 habitantes en el que todo el mundo se conoce. Estamos todos muy consternados y nos preguntamos ¿podríamos haber hecho algo? ¿Podríamos haber ayudado?”, declaró.

No es la primera vez que en Alemania sucede un hecho de estas características. En mayo, una mujer residente en Siegen, en el estado de Renania del Norte-Westfalia, fue condenada a tres años y ocho meses de prisión después que sus dos bebés muertos fueron descubiertos en el interior de un congelador.