Las “Poquianchis”, historias de terror que todavía se recuerdan en San Juan del Río

Las "Poquianchis", historias de terror que todavía se recuerdan en San Juan del Río

San Juan del Río, 2 Noviembre 15.- Una de los lugares tradicionales en San Juan del Río, que está lleno de leyendas en estos días que se celebra el Día de Muertos, es la antigua casa de “Las Poquianchis”, que se ubica en la calle Melchor Ocampo 38.

Edificio donde las "Poquianchis", tenían su centro de prostitución.
Edificio donde las “Poquianchis”, tenían su centro de prostitución.
Las Poquianchis. FOTO ESPECIAL
Las Poquianchis. FOTO ESPECIAL
La calle donde se encontraba el centro de explotación sexual, luce deteriorada.
La calle donde se encontraba el centro de explotación sexual, luce deteriorada.

Aunque el espacio fue sede de hechos trágicos en la década de los años 60´s, sus actuales moradores desconocen en gran medida parte de la historia que encierran sus paredes.

Fue en 1964, cuando en medios de comunicación de aquel entonces se dio informó sobre el desmantelamiento de un grupo delictivo que se dedicaba a la “trata de blancas”, y que operaba en Querétaro, Jalisco y Guanajuato.

Carmen, Delfina, María de Jesús y Luisa González Valenzuela, conocidas como las hermanas Poquianchis, tenían seis domicilios distribuidos entre los estados antes mencionados. Tras su detención se hizo el cateo de las casas donde se encontró que había restos mortales entre las paredes.

El lugar desde donde se organizaba la red estaba en San Francisco del Rincón, Guanajuato; las jovencitas eran privadas de su libertad, trasladadas a otros estados en donde eran sometidas como esclavas sexuales; de reusarse, eran asesinadas.

El municipio San Juan del Río también fue testigo y partícipe de dichas atrocidades, ya pues en la calle de Melchor Ocampo operaba el centro nocturno conocido como Río Rita y según reportes policiales de la época, también se encontraron cuerpos de jovencitas que se negaron a trabajar como prostitutas.

Actualmente el domicilio es ocupado como vecindad y a los inquilinos se les ha hecho común ver que deambulan sombras por los patios, mientras que durante las noches se escuchan susurros de lamentos que parecen salir de las paredes

Cabe recordar que, en años anteriores, parte de los recorridos de leyenda incluía la visita a dicha casona; sin embargo, los propietarios decidieron ya permitir el paso a personas ajenas al pago de la renta, debido a las molestias que ocasionaban tantos visitantes.

“Hace algunos años teníamos dentro de los Recorridos de Leyenda un espacio a la Casa de Las Poquianchis, pero la gente que vive en la vecindad se molestaba por la presencia de tantos visitantes. Nos pidieron que se respetara su privacidad y por ello es que ya no se realizan estas visitas, en algunas ocasiones los turistas llegan pidiendo información y solamente les damos la ubicación, recordándoles que se trata de un domicilio particular y que la gente no desea ser molestada”, señaló Gustavo Ríos Garduño, coordinador de Turismo.

Cabe señalar que la casona cuenta con 20 cuartos que son rentados en mil 300 pesos al mes, lo cual resulta un costo muy accesible pues incluye el pago de servicios como agua y electricidad; sin embargo, desde hace muchos años no se le ha dado mantenimiento.