México, 6 Oct (Notimex).- El coordinador panista en la Cámara de Diputados, Marko Cortés Mendoza, presentó una iniciativa para facilitar la participación de las candidaturas independientes y homologar los criterios a nivel federal y local.

Durante la presentación de la propuesta enviada para su análisis y dictaminación a la Comisión de Puntos Constitucionales, el legislador planteó que la reforma publicada el 10 de febrero de 2014 fortaleció los derechos básicos del ciudadano al reconocer las candidaturas independientes y su acceso a espacios en radio y televisión.

Aseveró que esa reforma marcó un antes y un después en la democratización de México pues se advirtieron los cambios para que cualquier ciudadano tuviera la oportunidad de contender por un cargo público con o sin partido.

Sin embargo, dijo, surgieron dos problemas: la falta de homologación de criterios en lo local, lo que hizo que se transgrediera el espíritu de la reforma, “alejándonos de la posibilidad real de participación ciudadana en los procesos electorales”.

También se presentó el riesgo de que las candidaturas independientes se convirtieran en “plato de segunda mesa para los militantes partidistas que, al no lograr su consenso en sus partidos, se deslinden previo a la elección, desvirtuando con ello la figura auténtica de las candidaturas ciudadanas e independientes”.

Remarcó que por ello la reforma política abrió las puertas a las candidaturas independientes, “pero ahora es necesario y es responsabilidad del Legislativo dar el siguiente paso que es homologar los criterios para que tanto a nivel federal como local, las candidaturas ciudadanas sean una realidad”.

En la iniciativa presentada por Marko Cortés se propone reformar los artículos 35, 41, 73 y 116 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Prevé cambios encaminados a facilitar la participación de las auténticas candidaturas independientes para simplificar su registro sin restricciones ni regulaciones excesivas.

Se facultará al Congreso de la Unión para legislar en la materia en lo local y en lo federal, se reduce el porcentaje de firmas para registrarse un candidato independiente: para Presidente de la República de 1.0 bajaría a 0.5 por ciento y para diputado o senador de 2.0 bajaría a 0.5.

Para los cargos de elección popular se propone un parámetro nacional: que el porcentaje máximo sea de 0.5 por ciento, y se establece un tiempo de 20 a 60 días para que los ciudadanos puedan juntar sus firmas de apoyo.

Además se contempla la posibilidad de que las candidaturas independientes tengan acceso a radio, televisión, financiamiento público y privado y que los candidatos independientes puedan concurrir en una candidatura común con partidos políticos, incluso ya iniciada la campaña electoral.

“Se trata de que todos los mexicanos tengamos los mismos derechos”, enfatizó el diputado panista.

Después de que se presentó la iniciativa y se remitió a la comisión para su dictaminación, se sumó a ella el vicecoordinador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en San Lázaro, Guadalupe Acosta Naranjo, y otros partidos como Movimiento Ciudadano (MC).