Activistas piden a autoridades prohibir transgénicos en México

México, 29 Sep (Notimex).- Activistas de la organización Greenpeace, ciudadanos y figuras del mundo del espectáculo se pronunciaron por prohibir de forma definitiva el uso de transgénicos en la siembra de maíz en México.

En el marco del Día Nacional del Maíz, los manifestantes se dieron cita frente al Poder Judicial de la Federación, en la delegación Venustiano Carranza, donde exhortaron a las autoridades y empresas a sumarse a la defensa de esta semilla.

La responsable de la Campaña Comida Sana, Tierra Sana, de Greenpeace, Sandra Laso, planteó que al ser México el sitio de origen de 59 especies de maíz y sus variedades, los tribunales federales deben proteger este grano.

Para ello pidió tomar en cuenta todos los argumentos científicos interpuestos por la Colectividad del Maíz para determinar el futuro de esta semilla, considerando su relevancia a nivel cultural y que es un alimento clave de la dieta mexicana.

En información compartida con los medios, Greenpeace detalló que actualmente la siembra de maíz transgénico “está superada” en México, gracias a la acción colectiva presentada en 2013, la cual busca que las autoridades se manifiesten contra la siembra de transgénicos.

Indicó que con la siembra de transgénicos “se bloquea el derecho humano a la diversidad biológica de los maíces nativos, de las generaciones actuales y futuras, y atenta contra los derechos a la alimentación, a la salud y a los pueblos originarios.

Al acto también asistieron actores y cantantes, entre ellos Julieta Egurrola, Rubén Albarrán y Héctor Bonilla, quien llamó a rescatar y defender los valores originales de la tierra mexicana y evitar incurrir en acciones como la modificación genética del maíz o a la privatización del agua.

A su vez el cantante de la agrupación Café Tacuba, Rubén Albarrán, expresó que tanto el maíz como el agua “son sagrados” y por ello se deben respetar ya que en ellos está, más que un simple producto de la naturaleza, la identidad del pueblo mexicano.

Los manifestantes se situaron en las escalinatas del edificio del Poder Judicial de la Federación, donde de manera pacífica expresaron sus demandas y tocaron música de tambores.