Los Ángeles, 13 Ago (Notimex).- Una indemnización de 15 millones de dólares fue aprobada por autoridades de Los Ángeles a la familia de un adolescente que fue baleado por la policía y quedó discapacitado.

El concilio de la ciudad de Los Ángeles aprobó de manera unánime que se otorgue una indemnización de 15 millones de dólares, como parte de un acuerdo frente a una demanda civil.

Royahent Gómez Eriza, de 13 años de edad, fue herido por un policía cuando él y dos amigos jugaban en un callejón de Glassell Park. El agente confundió un arma de perdigones que portaba el menor con una real.

En el incidente, registrado hace cinco años, el agente pensó que el menor era un adulto y que le fue imposible ver que la pistola que portaba el menor era de color naranja, una réplica de un arma real.

El jefe del Departamento de Policía de Los Ángeles, Charlie Beck, calificó el incidente como “una tragedia que involucra a todos”, al señalar que el incidente involucró a la venta de réplicas de juguetes de armas de verdad.

La compensación es un ajuste a un acuerdo extrajudicial de hace tres años que había ofrecido 22 millones, pero que fue impugnado por la ciudad.

El abogado Arnold Casillas, que representa a la madre del adolescente, señaló que decidieron negociar el acuerdo a fin de evitar regresar a un nuevo juicio por el mismo caso.