Alfonso Navarrete Prida TPS FOTO/ROTATIVO

México, 3 Ago (Notimex).- A casi tres años de aprobada la reforma laboral, el balance es positivo en cuanto a resultados e implementación, aunque hay algunos aspectos que deberán revisarse para mejorarla, afirmó el titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Alfonso Navarrete Prida.

El funcionario señaló que dicha reforma fue multidimensional y tocó muchos aspectos del mercado y las normas laborales que estaban rezagados o en las que había omisiones qué corregir.

Por ejemplo, indicó que la protección de grupos vulnerables no estaba considerada en la Ley Federal del Trabajo, y ahora se obliga a los establecimientos con más de 50 empleados a que tengan instalaciones dignas para discapacitados.

Asimismo, que se consideren por primera vez normas y reglas para el trabajo doméstico y se les incluya como un sector de la población que merece ser apoyado.

Refirió que otro aspecto positivo que trajo la reforma laboral fue el hecho de que se obligue a la publicación de los contractos colectivos en las juntas federales de Conciliación y Arbitraje, para que los trabajadores conozcan sus derechos.

Navarrete Prida destacó que los cambios permitieron también a la STPS tener facultades para inspeccionar campos agrícolas, que antes no estaban considerados.

Puntualizó que en materia de justicia laboral también se avanzó con la reforma, puesto que se disminuyó el tiempo de duración de los juicios laborales, lo que ha permitido la recuperación de millones de pesos en favor de los trabajadores.

En materia de subcontratación (outsourcing), el funcionario señaló que también se inició el proceso para su regulación, aunque aceptó que aún es insuficiente, ya que deja una parte de interpretación, tanto de empleadores como de trabajadores, que ha generado conflicto.

En este caso se podría corregir lo que proceda, “siempre con el espíritu de conciliación de los intereses de los factores de la producción y tutelando los derechos de los trabajadores”, adelantó.

Para Navarrete Prida, otro tema que se deberá revisar y, en su caso, mejorar es el relativo a la ingravidez y el tiempo de licencia que se les otorga a las madres gestantes.

Asimismo, continuó, otro tema que quedó inconcluso es el relativo a los contratos de protección, donde se tendrá que ver si con la legislación que se tiene se puede meter la autoridad de lleno o se deberán hacer ajustes a la norma.

Dijo que, en síntesis, el balance el bueno y no se cumplieron los temores de algunos de que con la reforma laboral se iba a precarizar el empleo al cambiar los modelos de contratación, que es lo que está pasando en el mundo, en especial por la entrada de las nuevas tecnologías de la información.

“Yo no creo en los absolutos, creo que ha tenido partes muy positivas las reforma; otras que hay qué verlas con espíritu crítico y ver si definitivamente se pueden mejorar. Cambiar la ley, es algo que no se debe hacer en días, pues las normas están hechas para dar certeza jurídica que perdure y se analice qué pasa en la realidad con su aplicación”, asentó.

El responsable de la política laboral del país adelantó que en los próximos meses se hará tal revisión, a fin de identificar qué es lo que habría que cambiar de la Ley Federal del Trabajo y por qué.