México, 30 Jul 15 (Notimex).- Durante el actual periodo vacacional y los subsecuentes, la Secretaría de Turismo (Sectur) debe implementar mecanismos de orientación que alerten a la ciudadanía sobre servicios turísticos fraudulentos para recabar información de usuarios, práctica también conocida como “phishing”.

La senadora Diva Hadamira Gastélum Bajo propuso que la dependencia alerte a la ciudadanía sobre servicios en la materia ofertados por Internet, los cuales pueden ser fraudulentos.

También que el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai) inicie una campaña de información sobre datos personales, las características del “phishing” y sus medidas de prevención y alerta, añadió la legisladora del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En nombre de las senadoras Hilda Flores Escalera, Leticia Herrera Ale, Cristina Díaz, Itzel Ríos de la Mora, Lilia Merodio y Anabel Acosta Islas, la legisladora priista informó que en el periodo vacacional es común que aumente el número de correos engañosos que ofrecen servicios turísticos que en ocasiones perjudican el patrimonio de los usuarios.

Al respecto, consideraron pertinente la promoción masiva del uso de operadores establecidos por medio de la Sectur, a fin de que las personas conozcan los signos de alerta sobre servicios fraudulentos y eviten proporcionar información personal.

A través de una línea telefónica de orientación, dijo, los usuarios podrán consultar servicios turísticos sobre centros de reservas, conocimiento de mecanismos de seguridad en Internet, así como la promoción de medidas de seguridad que debe contener un navegador que ofrece servicios turísticos.

El modus operandi que utilizan los delincuentes es engañar al receptor de la oferta falsa al suplantar la imagen de una empresa o entidad pública y de esta manera le hace creer a la posible víctima que realmente los datos solicitados proceden de un sitio oficial, cuando en realidad no lo es, detalló Gastélum Bajo.

La llamada de alerta debe ser para todos los usuarios de servicios turísticos, ya que esa práctica afecta a personas que requieren un servicio de hotelería al otorgar sus datos personales a desconocidos.

Asimismo, añadió, a la industria hotelera, pues al ser suplantada su imagen por estafadores se ve afectada en su prestigio, puntualizó.