México, 9 Jul 15 (Notimex).- Los escritores Omar Quintana e Iván Figueroa Acuña recibieron el Premio Libro Sonorense en las categorías de cuento y poesía, respectivamente, que consiste en un apoyo económico de 30 mil pesos, un diploma y 100 ejemplares de su obra una vez que sea publicada.

La ceremonia de premiación se llevó a cabo en la Biblioteca Bartolomé Delgado de León de Casa de la Cultura, donde Ignacio Mondaca Romero, coordinador editorial y de literatura del Instituto Sonorense de Cultura entregó los reconocimientos.

Al tomar la palabra, Omar Quintana, quien ganó el certamen con su libro de cuentos “La geometría de las desapariciones”, señaló que por primera vez participa en un concurso literario, “la literatura significa mucho para mí, a raíz de que falleció mi mamá yo me encerré mucho, y a través de la literatura fue que empecé a salir delante, con apoyo de mi papá, mi hermana y mi novia”.

Explicó que su obra, que presentó bajo el seudónimo “Orfeo”, incluye 18 cuentos, “la idea que subyace en todos ellos es la desaparición, no solo física sino también de identidad, existencial, donde los protagonistas buscan romper con su rutina para descubrir qué más hay en la vida”.

De acuerdo con el jurado, conformado por los escritores Leonardo García Palencia, Guadalupe Sánchez Nettel y Jorge F. Hernández, el libro de Quintana “es un mural entrañable, recordándonos que el oficio de escribir, el afán de narrar, va más allá incluso del hecho de llevar la pluma en tinta”.

Mientras que Iván Figueroa Acuña, ganador en el género de poesía con “Webcam”, recordó que su obra es resultado de una beca que obtuvo por parte del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes de Sonora, Fecas, de parte del ISC, “y la verdad cuando empecé a escribirlo sí tenía mucha necesidad de hacer una crítica fuerte de la sociedad”.

El ganador de premios estatales y nacionales, manifestó que “cuando yo escribo Webcam, trato de escribir algo que no sea un poemario sino que sea una cámara web que está mirando al lector y en ese momento el lector empieza a desdibujarse en ese mundo artificial, virtual, de lo que es la multiplicidad del discurso mediático”.

El jurado conformado por los poetas Myriam Moscona, Jorge Humberto Chávez y Balam Rodrigo Pérez, señaló que Webcam “es un poemario cuyo lenguaje poético se aleja de lo común y se centra –de forma crítica- en el mundo hipermoderno valiéndose de diversos recursos líricos y narratológicos”.

El concurso es convocado por el Instituto Sonorense de Cultura, quien agradece el valioso trabajo de los escritores que fungieron como jurado, gracias al apoyo del Programa Creadores en los Estados del Conaculta.