Hispanos en Canadá, un mercado poderoso de cinco mil mdd

Toronto, 1 Jun 15 (Notimex).- De entre los grupos minoritarios que hay en Canadá, la comunidad hispana está emergiendo como una fuerza poderosa con influencia económica, cuyo impacto se estima en cinco mil millones de dólares, indicó un estudio.

“La comunidad hispana en Canadá no es la misma que la de Estados Unidos porque aquí vienen inmigrantes más preparados y con mayor poder adquisitivo”, afirmaron Manuel Rodríguez y Pina Russo, autores del libro “Hispanic boom: una oportunidad de cinco mil millones de dólares”.

El libro de 75 páginas, que este lunes fue lanzado a la venta a través de internet, fue presentado en la municipalidad de Toronto como una “guía completa” sobre el poder de consumo del mercado hispano.

“Muy pocas empresas han aprovechado a este influyente grupo de consumidores para hacer crecer sus negocios”, señalan los autores del libro, cuyo proyecto comenzó hace tres años.

En entrevista con Notimex, los autores detallaron el potencial económico de esta comunidad de inmigrantes y canadienses de origen latino.

Los nuevos inmigrantes e inversionistas latinos invierten en promedio 2.5 mil millones de dólares en bienes raíces; consumen mil millones de dólares en el mercado automotriz; como estudiantes internacionales de origen latino invierten 200 millones de dólares para realizar estudios superiores en Canadá.

Además, en el mercado de las telecomunicaciones consumen como 400 millones de dólares al año; las empresas internacionales latinas listadas en la Bolsa de Valores de Toronto mueven mil millones de dólares; y el consumo de alimentos latinos se estima en 500 millones de dólares anuales.

Manuel Rodríguez, ingeniero en sistemas de origen salvadoreño y expresidente de la Cámara de Comercio Hispana de Toronto, señaló que el interés de Canadá en Latinoamérica se observa en los recientes tratados comerciales.

“Después del TLCAN en 1994, Canadá ha firmado acuerdos comerciales con Chile (1997), Costa Rica (2002), Perú (2009), Colombia (2011), Panamá (2013) y Honduras (2014)”.

Pina Russo, quien vino de Venezuela a estudiar Administración de Empresas, aseguró que la estrategia de mercadeo dirigida a hispanos no puede ser igual en Canadá que en Estados Unidos, pues la migración es diferente como resultado del sistema de Inmigración de Canadá, que exige a profesionales tener más de un idioma, capital y una carrera terminada.

“Sabemos que el mercado hispano en Estados Unidos es de 1.3 trillones de dólares, aquí en Canadá los hispanos, que casi alcanzan cinco por ciento de la población, tienen un potencial de cinco mil millones de dólares”, agregó.

Los autores destacaron que desde el sur de Ontario, provincia canadiense que concentra gran número de hispanohablantes, se tiene acceso al mercado hispano de más de 20 millones en la costa este de Estados Unidos.

Confiaron en que este libro ayude a tomadores de decisiones “entender las oportunidades de negocio que hay en el mercado hispano” para diseñar estrategias que alcancen este “poderoso grupo de consumidores”.

“El libro puede auxiliar a las agencias de mercadeo y corporaciones a entender más a los hispanos en Canadá, y el gobierno puede ver cómo está creciendo esta comunidad de hispano-canadienses, que es diferente al hispano de EUA”, dijo Rodríguez.

Aseguraron que varios sectores de la economía canadiense, como centros de innovación, educativos, bancarios, automotrices, mineros pueden generar ganancias a partir de implementar estrategias para acercarse al mercado hispano.

El libro también ofrece información sobre los primeros dos años de asentamiento de una familia hispana, en los cuales generalmente, compran una casa, adquieren automóvil, celulares, seguros de vida, contratan actividades extraescolares para sus hijos y planean vacaciones.

Aquí se habla de la “canadianización” de la comunidad hispana, que ya va por su tercera generación. En 1965 había alrededor de cinco mil hispanos, la mayoría provenientes de Sudamérica como refugiados políticos y trabajadores migrantes.

Para el año 2010, aproximadamente, la cifra habría aumentado a 251 mil hispanos, de segunda y tercera generación.

Hacia el 2015 los inmigrantes son, en su mayoría, profesionistas, estudiantes internacionales o empresarios. Estos nuevos inmigrantes vinieron con una visa de trabajo para ser empleados profesionalmente o a abrir algún negocio, indicó el estudio.

Adelantaron que habrá un segundo libro dedicado a la comunidad hispana y sus retos de unidad.

“Hace 25 años cuando vine a Canadá era raro oír español y hoy cuando venía a la alcaldía escuchaba este idioma por todos lados, eso es reflejo de que los hispanos estamos creciendo y creando empresas. Si esto continúa así, vamos a ser influencia política y económica grande en Canadá”, aseguró Rodríguez.