Querétaro, 6 Mayo 15.- El candidato priísta de la coalición “Querétaro nos Une”, Roberto Loyola Vera, negó que haya tenido beneficio personal alguno o vinculación con su actividad en el servicio público por dos fideicomisos con los que se creó, entre otras cosas, el Parque AeroTech enfrente del Aeropuerto Intercontinental de Querétaro, como lo refiere una publicación en el periódico de circulación nacional La Jornada.

“Solo para precisar, no existe ningún beneficio a mi persona, y no existe vinculación de mi actividad como servidor público como ahí se refiere, hablando de un cambio de uso de suelo y ustedes pueden revisar que ahí existe un plan de desarrollo que ahí se llama Galeras-Navajas, que es un plan de desarrollo de principios de la década del 2000 más o menos y sí hay un cambio de uso de suelo desconozco, corresponde a la autoridad municipal, no hay ni coincidencia en el tiempo ni en las responsabilidades, ni en las personas”, explicó.

Y es que la publicación de hoy en La Jornada sostiene que cuando Roberto Loyola ocupaba la Secretaría de Gobierno estatal, “un fideicomiso en el que él participa y que administraba un terreno de 847 mil 223 metros cuadrados, en una zona ecológica frente al nuevo aeropuerto de la capital del estado, cambió de uso de suelo, de conservación y protección especial, al concepto de detonador de manufactura y logística”, por un costo de 2 mil 118 millones 5 mil 500 pesos.

A decir del candidato priísta, esta información ex inexacta pues refiere que en uno de los fideicomisos sí participó pero cuando todavía no tenía cargo público alguno, además que este ya fue extinto; mientras que en el otro que se le atribuye asegura nunca haber participado.

“Es una información inexacta, ahí habla de dos fideicomisos, el fideicomiso en el que en 2007 en condición de empresario participé, es un fideicomiso extinto, incluso si revisan el documento agotó su periodo y nunca tuvo actividad, fue una exploración de negocio que no se materializó y el otro fideicomiso que sí está operando no tengo nada que ver, corresponde a unos inversionistas, a particulares, a quienes conozco por supuesto pero que no tengo nada que ver”, relató.

Según la publicación habría sido en el año 2011, cuando Roberto Loyola ya era secretario de Gobierno en el estado, que se cambió de los usos originales de suelo, conocidos como PEPE (Protección Ecológica Protección Especial) y PDNE (Proyectos Detonadores de Negocios y Entretenimiento), a un uso mixto que sería PDNE y PDML (Proyectos Detonadores Manufactura y Logística), es decir, de uso industrial.