México, 19 Abr 15 (Notimex).- La candidata panista a la gubernatura de Michoacán, Luisa María Calderón Hinojosa, garantizó que mantendría una relación necesaria, amable y clara con la administración del presidente Enrique Peña Nieto, de ganar los comicios del 7 de junio.

En entrevista con Notimex defendió la gestión de su hermano, el ex presidente Felipe Calderón Hinojosa, y afirmó que “es un capital humano que está en el juicio de los ciudadanos, en la historia que dejó un país caminando a cinco por ciento”.

Enumeró algunos de los logros de la pasada gestión y sostuvo que el ex jefe del Ejecutivo ya hizo su tarea, “y yo soy la responsable de esta candidatura”.

Cuestionada sobre la posibilidad de que el ex mandatario la acompañe en algunos actos de campaña, la abanderada del Partido Acción Nacional (PAN) insistió en que “si me acompaña es fantástico, pero yo soy la responsable de esta candidatura”.

Se definió como una política con una historia limpia, una mujer prudente que habla con la verdad, que ha estado cerca de los michoacanos en estos cuatro años, “alguien que toma decisiones, asume responsabilidades, que está dispuesta hacer un gobierno de verdad”.

Además ha buscado soluciones para tener un sistema de seguridad que permita que la economía vuelva a tener vida .

En su segundo intento por ganar el gobierno del estado, “Cocoa” -como la conocen su familia y amigos-, reconoció que tiene claro que debe buscar a la gente para conocer sus necesidades y propuestas, toda vez que es una campaña “de mano en mano”, de cercanía con la gente.

En cuanto al clima de inseguridad por el crimen organizado en la entidad, Calderón Hinojosa admitió que ha caminado por distintos municipios en los últimos cuatro años y lo seguirá haciendo.

“Creo que hay una condición distinta, que hay que seguir monitoreando y seguir cuidando, pero yo he podido caminar por el estado y lo seguiré haciendo”, añadió la panista.

Reconoció que el caso de Hipólito Mora, quien anda con chaleco antibalas y seguridad, es una circunstancia muy específica, pues encabezó un grupo de auto-defensas, poniendo en riesgo su vida en un momento verdaderamente difícil, porque se descuido la contención y los delincuentes salieron con toda la impunidad”, opinó.

La candidata afirmó que en su caso no utiliza chaleco antibalas “y estamos discutiendo con la propia mesa de seguridad que nos propuso acompañamiento, mas que por seguridad por prudencia. “En esa discusión estamos ahora”.

En ese sentido, Calderón Hinojosa rechazó que en estos últimos cuatro años haya recibido amenazas o presiones de ninguna índole que le pueda preocupar.

Recordó el dicho popular de “dime con quien andas y te diré quien eres”, por lo que presumió contar con un equipo de campaña conocido, honorable e intachable. Además de que se han realizado el examen antidoping, incluido su hijo.

Más aún, la abanderada panista resaltó que está realizando una campaña austera, porque la gente está harta de que se gaste su dinero en propaganda, espectaculares y excesos.

“Y así que nosotros estamos apegados a la austeridad, a los límites de campaña, a nosotros nadie nos ha sancionado por gastos excesivos, porque no podamos comprobar cómo alguien más”.

En cuanto a su relación con el gobierno federal en caso de ganar la gubernatura, dijo que será necesaria, amable, clara. “Nosotros tenemos clarísimo que seremos un gobierno que tiene que sacarse la espina y que sea consistente entre su riqueza natural, geográfica, de su gente y su riqueza real”.

Luisa María Calderón enfatizó que un día normal de campaña lo inicia muy temprano, además de que como mamá está al pendiente de su hijo y a las seis de la mañana inicia con actividades como entrevistas y recorridos.