Beijing+20: En el mundo empresarial “podemos lograr la plena igualdad antes de 2030”

Nueva York, marzo 2015 (SEMlac/SeMéxico).-En el ámbito empresarial no basta con pensar en la igualdad de género como una cuestión enmarcada en acciones políticamente correctas, sino que la inclusión debe ser plena como en cualquier ámbito de la vida de las mujeres. Esta fue, en líneas generales, la idea que expusieron los y las líderes empresariales junto a los Estados Miembros de Naciones Unidas durante la reunión denominada “Potencial Ilimitado: empresas para la Igualdad de Género”.

El evento tuvo como objetivo analizar la ejecución de los Principios de Empoderamiento de las Mujeres (WEP, por sus siglas en inglés) y fue realizado el 10 de marzo. En la mencionada reunión, participó la ex Secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton y remarcó que “el progreso de los últimos 20 años no fue un accidente. Sino que fueron compromisos adquiridos y se trabajó muy duro para lograr estos resultados. Luego añadió: “estoy emocionada por dónde estamos hoy y sobre todo que hay tantas empresas que entienden el papel que pueden jugar las mujeres; vamos a seguir trabajando hasta que por fin podamos decir que la asignatura pendiente del siglo 21 está cumplida”.

Los Principios para el Empoderamiento de las Mujeres son una iniciativa conjunta entre el Pacto Mundial de las Naciones Unidas y ONU Mujeres y fue lanzado en el año 2010. Entonces fue firmado por 40 signatarios y posee el apoyo de los y las principales líderes empresariales del mundo (que ya superan los 900).

Durante la jornada, representantes del sector empresarial que implementan los WEP relataron sobre las acciones realizadas para terminar con el sesgo de género, aumentar el liderazgos de las mujeres, como así también la igualdad de salarios y oportunidades en todos los niveles del mundeo empresarial.

Por su parte el Secretario General de la ONU Ban Ki-moon, sostuvo que no hay dudas de que “el logro de la igualdad de género requerirá los esfuerzos concertados de todos los actores” y añadió que los “Principios para el Empoderamiento de las Mujeres representan una hoja de ruta para las empresas e invitan al respeto y al apoyo a los derechos de las mujeres “.

En tanto la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, señaló que “este es el momento para que el sector privado tome su lugar como un socio clave en el logro de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, y también para lograr una verdadera transformación. Si el status quo continúa, nada cambiará”.

Phumzile Mlambo-Ngcuka hizo un llamado para la implementación activa y enérgica de Principios para el Empoderamiento de las Mujeres en colaboración con los gobiernos, la ONU y todos los demás socios y solicitó: “queremos ver un aumento en el número de empresas con WEP en su lugar en los próximos cinco años, por lo que podemos lograr la plena igualdad antes de 2030. Se trata de una forma práctica, escalable para empoderar a las mujeres y al mismo tiempo aumentar la productividad y económica resultados”.

José Keefe es el Presidente y Director Ejecutivo de la Oficina del Fondo Mundial de Pax y Presidente del Grupo de Liderazgo WEP y durante la reunión remarcó que: “la igualdad de género es el mayor problema de derechos humanos de nuestro tiempo; sin embargo la comunidad empresarial y la sociedad en general están empezando a entender que también es el mayor reto económico de nuestro tiempo”.

Merece destacarse que desde Naciones Unidas se remarcó la importancia de esta reunión de WEP ya que es la primera vez que se realiza en el marco de la 59 Comisión de la Condición de la Mujer, convocada para analizar la Plataforma de Acción de Beijing para hacer un balance de la situación de las mujeres luego de dos décadas de su implementación. Remontarse a 20 atrás, antes de la Conferencia de Beijing, significa recordar que entonces la comunidad empresarial estaba empezando a comprender la importancia de incluir a las mujeres en todos los niveles

Los 7 Principios para el Empoderamiento de las Mujeres
1. Establecer un liderazgo corporativo de alto nivel para la igualdad de género.

2. Tratar a todas las mujeres y los hombres con justicia en el trabajo – respetar y apoyar los derechos humanos y la no discriminación.

3. Asegurar la salud, seguridad y el bienestar de todos los trabajadores mujeres y hombres.

4. Promover la educación, el perfeccionamiento y desarrollo profesional de las mujeres.

5. Implementar desarrollo empresarial, alimentar la cadena y prácticas de mercadotecnia para empoderar a las mujeres.

6. Promover la igualdad a través de iniciativas de la comunidad y de apoyo.

7. Medir y reportar públicamente el progreso para lograr la igualdad de género.

Por Norma Loto