Arturo CampistaSan Juan del Río, 14 Ene 15.- El procurador de la Defensa del Menor y la Familia Arturo Campista, señaló que en las investigaciones realizadas, luego de que el 26 de diciembre un recién nacido fue abandonado al interior de la Iglesia del Sacromonte, se estableció la posible identidad de las personas responsables de abandonar al pequeño.

Explicó que en el cobertor, donde estaba envuelto el infante, se encontró el ticket de compra de la tienda donde se adquirió la prenda que era nueva y al hacer la investigación se supo que quienes llegaron al establecimiento fueron dos mujeres de entre 18 y 19 años, que en el momento cargaban al menor.

Señaló que esta y más información está siendo analizada por las autoridades encargadas de procuración de justicia, quienes dijo no están muy lejos de dar con las responsables.

El procurador de la Defensa del Menor y la Familia Arturo CampistaEn lo que respecta al pequeño, mencionó que ya fue trasladado a una casa hogar en la capital del estado, toda vez que en San Juan del Río no se contaba con la infraestructura adecuada para dar atención al pequeñito.

“Se tiene iniciada una investigación, a través de una carpeta de la Procuraduría General de Justicia y aparte nosotros estamos haciendo la búsqueda de las responsables, en caso de no ser localizados se procederá a dar en adopción al menor”, indicó.

¿Se encontró alguna carta o mensaje?
“No, había muy pocos datos; sin embargo, en la cobija que era utilizada para arropar al bebé se encontró el ticket de una tienda y gracias a datos que proporcionó el encargado, se supo que eran dos mujeres de entre 18 y 19 años, las que posiblemente abandonaron al pequeño”.

Reconoció que este tipo de hechos son poco frecuentes en San Juan del Río; sin embargo, tampoco descartó la posibilidad de que se trata de personas originarias de otro estado del país, pues recordó que por estar cerca de la carretera 57, a nuestro municipio llegan personas de diferentes lugares.

Arturo Campista reconoció que existe una elevada posibilidad de que el menor sea puesto en adopción, en caso de que algún familiar no acuda a hacerse responsable.

Señaló que el año pasado un total de siete parejas concretaron el proceso para adoptar menores de edad y para 2015 tienen en análisis dos solicitudes; sin embargo, explicó que por el momento no cuentan con infantes, acorde a las características de los solicitantes.

Detalló que tienen medio centenar de niños, distribuidos en varias casas hogar, a la espera de encontrar una familia, pero la mayoría de ellos tiene entre 10 y 15 años de edad, por lo que no es fácil que los acepten.