Mexicano impulsa desde Nueva York educación musical de niños tapatíos

Nueva York, 30 Oct (Notimex).- El pianista mexicano Jorge Viladoms ofrecerá el próximo lunes 3 de noviembre un concierto/danza en el Carnegie Hall de Nueva York, a fin de recaudar fondos para apoyar la educación musical de niños de escasos recursos en la ciudad de Guadalajara.

El concierto será acompañado por una coreografía creada ex profeso por Benjamin Millepied, así como por coreografías de Jiri Bubenicek y Hervé Moreau, ejecutadas por el bailarín estelar del Ballet de París, Hervé Moreau. El recital contará además con la participación del violinista Charlie Siem.

Viladoms, originario del estado de Durango, es concertista recurrente en Europa y en México, donde ha tocado en el Palacio de Bellas Artes y el Teatro Degollado; también es iniciador de la Fundación “Crescendo con la Música”, dedicada a impartir clases de educación musical a niños de la capital tapatía.

“Desde pequeño, mi familia me enseñó un valor muy importante, el valor de la empatía, y creo que por eso siempre sentí la necesidad de ayudar a los demás. Viví desde chico la solidaridad que veía de mi madre, que ayudaba a niños en un orfanato”, expresó el artista.

En entrevista con Notimex, Viladoms comentó que luego de la muerte de su padre, a los 14 años de edad, comenzó a tocar el piano, lo que se convirtió en su vocación. La música, desde entonces, jugó un papel fundamental en su vida.

“A mí la música me sacó de un hoyo increíble, me ha ayudado mucho. Sobrepasé el sufrimiento y la incomprensión por la pérdida de mi padre. Y como músico sentí que tenía la obligación moral de ayudar a otros con la música”, refirió.

La Fundación “Crescendo con la Música” fue creada en 2012, cuando Viladoms consiguió, a los 26 años, un puesto como profesor residente en el Conservatorio de Lausana, Suiza.

La iniciativa actualmente financia clases de educación musical para niños de entre seis y 15 años en nueve diferentes niveles.

La iniciativa opera en el Centro Educativo la Barranca, ubicado en La Coronilla, uno de los vecindarios más empobrecidos de la segunda ciudad más poblada de México.

“En este momento, la fundación ha logrado crear un coro de niños, que ya ganó dos concursos, y que se presentó en el Teatro Degollado en junio pasado. Todo va muy rápido gracias a la respuesta de la gente, de los medios de comunicación, y de los niños, que están muy emocionados”, apuntó.

Además de recursos, Viladoms ha logrado recolectar más de un centenar de instrumentos en Europa, incluidos siete pianos, que planea llevar a México para fortalecer la labor de la fundación.

“La música le da a los niños un sentimiento de confianza en sí mismos, además de que los protege de meterse en problemas en la calle, de abusar de las drogas. Si tienes un concierto tienes que estudiar, practicar y terminas socializando en un ambiente sano”, señaló.

El concierto del 3 de noviembre estará basado en un poema de Johann Gabriel Seidl (El caminante a la luna), e incluirá piezas de Ludwig Van Beethoven, Claude Debussy, Frédérick Chopin, Franz Liszt, Serguei Rachmaninoff y del mexicano Manuel M. Ponce.