Disminución de deportaciones afecta sectores de San Luis Río Colorado

San Luis Río Colorado, Son., 11 Oct. (Notimex).- La disminución en la cifra de deportaciones de migrantes por la aduana local, luego de que en la década de los 90 llegó a 100 mil deportados anuales en promedio, afecta a los sectores hotelero, de servicios y al comercio de esta frontera.

El presidente de la Sociedad Unida México-Americana, Javier Gálvez Gastélum, indicó que la disminución en el número de aspirantes a indocumentados que llegan de paso, “dejó sin dinero al pueblo”.

Expuso que dichas personas que arriban a esta frontera, antes eran más y “cuando estaban aquí usaban los taxis, rentaban cuartos de hotel, iban a las taquerías, compraban que la soda, el periódico y también iban a los bares”.

Por su parte, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) local, Álvaro Gutiérrez Esquivel, mencionó que es indudable que el fenómeno migratorio tiene repercusiones en la economía de la frontera norte.

Señaló que “cuando se ve más movimiento de migrantes, incluyendo a los trabajadores que se mueven de un lado a otro de la frontera, ilegal o ilegalmente, se ven más ventas en el comercio”.

De acuerdo con las cifras de la delegación del Instituto Nacional de Migración (INM), hasta mediados de los años noventa la repatriaciones tuvieron su máximo nivel por la aduana local, pues llegaron hasta unas 100 mil al año, en promedio.

Pero a partir de entonces, empezaron a disminuir en forma paulatina, principalmente debido a la construcción de una doble valla metálica en el límite entre Sonora y Arizona, la colocación de sensores electrónicos, radares y una mayor vigilancia.

Aunque, durante los últimos dos años hubo un repunte en el número de migrantes, según el alcalde local, Leonardo Guillén Medina, quien precisó que por la aduana internacional de San Luis Río Colorado en 2012 hubo alrededor de 10 mil 200 repatriados.

Comparó que la cifra se disparó a más de 21 mil en 2013, por lo que hubo un crecimiento en las deportaciones del 115 por ciento, en tanto que en promedio en las fronteras de Sonora fue de cinco por ciento.

Puntualizó que el número de habitantes de la localidad es de 200 mil, por lo que esa población flotante representa 10 por ciento más, la cual requiere una cantidad considerable de servicios y atenciones que inciden en el presupuesto.

Pero está la otra cara de la moneda, ya que el Centro de Detención Regional de San Luis Arizona (Slrdc, por sus siglas en inglés) reportó que el bajo número de arrestos de inmigrantes indocumentados en el área de Yuma daña las finanzas de esa prisión.

Slrdc es propiedad del ayuntamiento de San Luis, Arizona, concesionada a la empresa Emerald Correctional Management, la cual aloja a presos para el Servicio de Alguaciles (U.S. Marshals Service), el Servicio de Inmigracion y Control de Aduanas (ICE), y la Oficina de Asuntos Indios.

Aunque el centro de detención tiene una capacidad para alojar hasta 916 presos, en promedio en agosto pasado hubo 395 detenidos en dicha prisión, según David R. Rivas, jefe de operaciones de Slrdc.

La baja población obligó a Emerald Correctional Management a despedir a 20 de sus empleados temporalmente, y actualmente debido a un acuerdo con ICE para alojar a presos del área de El Centro, California, la prisión pudo volver a contratar a los empleados previamente despedidos.

A su vez, el presidente del Patronato de la Casa del Migrante La Divina Providencia de esta frontera de Sonora, Manuel de Jesús Córdova, precisó que durante el presente año han ofrecido alrededor de 15 mil servicios gratuitos a connacionales.

Dijo que la tarea es muy difícil, porque son muchas bocas que alimentar, brindar alojamiento y diversos servicios, como médicos, pero logran superar la situación con el apoyo altruista y donativos de la ciudadanía y de empresarios.