Cambia Prospera cultura de dádiva por salidas productivas: Sedesol

México, 10 Oct (Notimex).- El programa de inclusión social Prospera permitirá pasar de la cultura de la dádiva a construir una salida productiva que ofrezca, sobre todo a los jóvenes, una opción de progreso y prosperidad, aseguró Rosario Robles Berlanga.

Durante la clausura de la Primera Convención Nacional de Prospera, la titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) indicó que con ello se cumple la instrucción del presidente Enrique Peña Nieto de establecer una política social de nueva generación.

Recordó que desde el principio de su administración el mandatario planteó la necesidad de “rebasar la estrategia asistencialista para avanzar hacia una lógica de inclusión, de despertar las capacidades productivas de la gente y, sobre todo, su ánimo y deseo de salir adelante por su propio pie”.

“Con Prospera se plantea un reto enorme; estamos en un momento histórico de transformación, por lo cual ya no se habla sólo de coordinación interinstitucional sino de una coordinación transversal con muchas dependencias del Gobierno Federal”, subrayó.

Robles Berlanga destacó la importancia de actuar con transparencia y diseñar estrategias eficaces en las entidades federativas, “en un reto muy grande para fortalecer los componentes tradicionales y vincular a los integrantes de las familias beneficiarias con acciones que propicien la igualdad”.

A los delegados estatales asistentes les pidió enfrentar las inercias y resistencias con compromiso, visión y vocación social, “porque el programa Prospera será la plataforma de apoyo mientras fructifican los créditos y los proyectos productivos que les permitan sostenerse por su propio pie y lograr verdadera autonomía”.

Resaltó que la inclusión financiera planteada por Prospera “es la más ambiciosa de América Latina, al proponer el acceso de siete millones de familias a esquemas de crédito, ahorro y servicios financieros”.

A su vez la coordinadora nacional de Prospera, Paula Hernández Olmos, señaló que los delegados regresarán a sus entidades con la capacitación necesaria para poner en marcha los nuevos componentes y establecer una nueva coordinación con las autoridades estatales y municipales.

Hernández Olmos se refirió a las líneas estratégicas puestas en marcha y destacó que los jóvenes son prioridad en el programa de inclusión social, por lo cual se tiene considerado ingresar a más de 120 mil ex becarios a la educación superior.

Asimismo se trabajará estrechamente con el sector salud para lograr el equipamiento total de las unidades médicas, para el adecuado seguimiento y control nutricional de niños, niñas y mujeres embarazadas o en lactancia.

Apuntó que en cuanto a inclusión productiva se trabaja para alcanzar las metas propuestas en cada uno de los 15 programas que ofrecen salidas productivas a las familias a través de Prospera.

Del mismo modo ocurrirá con la inclusión laboral, al establecer la vinculación de 150 mil beneficiarios del programa con el Servicio Nacional de Empleo e incorporar a seis mil jóvenes al Programa Bécate, de capacitación para el trabajo.

En materia de inclusión financiera, Hernández Olmos añadió que ya se trabaja para que siete millones de familias posean una nueva tarjeta bancaria que les otorgará un seguro de vida gratuito contra muerte accidental.

Además, 6.1 millones de familias tendrán acceso a un esquema de ahorro programado que les permitirá determinar, de forma voluntaria, cuánto, cuándo y para qué ahorrar; y los titulares contarán con una línea de crédito preautorizada, con la tasa de interés más baja del mercado.