México, 25 Sep. (Notimex).- Tlatlaya es una acción aislada que en caso de comprobarse la responsabilidad de algún militar, sería la excepción porque tenemos un gran Ejército que no está desgastado y este hecho tampoco lo podrá desgastar, aseveró Miguel Ángel Osorio Chong.

El secretario de Gobernación garantizó, además, absoluta transparencia en la indagatoria que lleva a cabo la Procuraduría General de la República (PGR) y que está abierta.

“No está desgastado nuestro Ejército y tampoco este evento lo podrá desgastar, porque es mucho más que lo que pudiera suceder o resultar de la investigación”, subrayó.

Durante su comparecencia ante comisiones de la Cámara de Diputados por la Glosa del Segundo Informe de Gobierno, agregó que el Ejército mexicano está posicionado entre la población, en la coyuntura, en las calles, y ha protegido al país en cada una de sus regiones.

Ante los cuestionamientos de legisladores del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano, dijo que la Sedena tomó algunas acciones preventivas por el caso, pero la responsable de la investigación es la Procuraduría General de la República y “no hay confusión al respecto”.

El titular de la Secretaría de Gobernación (Segob) declaró que no adelantará veredicto alguno sobre las pesquisas que se realizan en el caso Tlatlaya porque hay que esperar a que la PGR, con los elementos que tiene, pueda definir qué sucedió.

Asimismo destacó que el Ejército mexicano está cumpliendo cabalmente con una responsabilidad de manera seria y asumiendo que debe colaborar con la PGR para esclarecer ese hecho.

Osorio Chong reiteró que la posición del gobierno federal es de absoluta transparencia y en esa línea la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) tomó la decisión de que mientras PGR hace las indagatorias, los militares permanezcan detenidos.

En el Palacio Legislativo de San Lázaro también recordó el informe presentado por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos hace un mes, en el que se destaca que la cifra de denuncias sobre violaciones contra ciudadanos por instituciones, en especial del Ejercito mexicano, han bajado en año y medio del actual gobierno.

Miguel Ángel Osorio enfatizó que esa disminución se ha logrado gracias al empeño del secretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos Zepeda, y del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, en el cuidado de los derechos humanos.