Querétaro, 18 Sep 14.- En entrevista el Secretario de Gobierno del municipio de Querétaro, Mauricio Ortiz Proal, informó que se ha buscado entablar diálogo con los cerca de 40 defraudados por la Caja Popular 30 de agosto que tomaron en protesta las instalaciones de la Delegación Santa Rosa Jáuregui, pues se ha visto afectada la realización de varios trámites ante esta situación.

“Esta ley señala los montos y procedimientos que podrán ser cubiertos y lo que tenemos que hacer es sentarnos con ellos para que se entienda a cabalidad esto, y que se deje de buscar afectar a terceros. Lo más grave es que hay queretanos y queretanas unos que tienen que llevar a cabo su trabajo y otros que tienen que tienen que acceder a la delegación para concretar trámites y están siendo afectados”, lamentó.

Y es que aunque reconoció la “frustración” que deben sentir estas personas, en su mayoría habitantes de esta zona de la capital, el funcionario municipal dejó claro que el municipio no tiene injerencia en este caso y tampoco es válido que se afecte a terceras personas.

“A ratos está abierta una, están cambiando las cosas prácticamente cada minuto, nosotros tenemos gente de gobierno atendiendo el asunto, explicando a las personas (…) que nosotros no somos la autoridad responsable que les pueda dar una respuesta específica al planteamiento que tienen pero que si estamos preocupados y ocupados por garantizar el ejercicio de la gobernabilidad en el estado de Querétaro y en particular lo que tiene que ver con el municipio”, anotó.

Aseguró que se intensifican los mecanismos de diálogo con ellos para que no afecten más el funcionamiento de las instalaciones de la Delegación Santa Rosa Jáuregui donde se realizan diversos trámites de orden municipal.