Atiende Hospital General 33 pacientes de insuficiencia renal en San Juan del Río

San Juan del Río, 7 Agosto 14.- El hospital general en San Juan del Río tiene en atención a 33 pacientes que deben ser tratados hasta tres veces por semana por insuficiencia renal.

El titular del nosocomio Miguel Ángel Ocaña Amaro, reconoció que la mayoría de ellos vienen de comunidades por lo que están buscando una estrategia, con apoyo de la Secretaría de Salud en Querétaro (Seseq) para acercar el tratamiento sin exponerlos a los riesgos que implica viajar hasta 45 minutos al nosocomio de San Juan del Río.

Explicó que los enfermos son en su mayoría personas de escasos recursos, que al no tener seguridad social para atenderse en una clínica particular, recurren a los servicios médicos del estado, que son de bajo costo y con alta calidad.

“El problema de la insuficiencia renal está vinculado a diversos factores, pero siempre se busca prolongar la vida de los pacientes, ahora nuestro reto es tratar de ofrecerles un poco de calidad de vida, por ello estamos negociando con la SESEQ, la posibilidad de llevar una clínica móvil a las comunidades de donde son originarios nuestros pacientes para hacerles el tratamiento de diálisis en sus hogares y con ello no los expondríamos al viaje que representa acudir al Hospital General”, detalló el galeno.

Ocaña Amaro refirió que por el incremento de pacientes, en los últimos meses clínicas y hospitales particulares han abierto salas especializadas en el tratamiento de hemodiálisis y aunque dichos tratamientos pueden ser más costosos, también ofrecen algunas comodidades.

OPCIONES
Ocaña Amaro recordó que hace algunos meses el Hospital General de San Juan del Río, recibió la autorización federal para poder realizar trasplantes de órganos; sin embargo, a la fecha solamente una persona se ha visto beneficiada con este tipo de tratamientos médicos.
Explicó que la principal carencia que tienen es un banco de órganos cadavéricos.

“Hay una niña que está bajo el protocolo y que muy probablemente será candidata a un trasplante de riñón, pero la donante es su mamá. Ocurrió el mismo caso con el primer trasplante que realizamos, de lo que estamos verdaderamente urgidos es de donaciones cadavéricas para ampliar los procedimientos. Sí hay mucha demanda, el problema es que la gente no quiere donar”, finalizó.