Nutrióloga sugiere elegir alimentos sin caer en la publicidad

Guadalajara, 2 Agosto 14 (Notimex).- La nutrióloga Raquel Pimentel descartó que el hecho de comer saludable se trate de restricciones, ya que lo importante es crear nuevos hábitos, en los que la gente identifique productos no condicionados por la publicidad.

La especialista de la Secretaría de Salud Jalisco señaló que en el interés de la industria alimentaria por ofrecer productos saludables, hace que en ocasiones las etiquetas y los envases sean tan sólo una estrategia para vender más.

“A menudo podemos encontrar en el súper o en las tiendas mensajes que acompañan a muchos envases y que con frecuencia resultan confusos para el consumidor. En ocasiones se recurre a mensajes que no van más allá del marketing o las necesidades de venta del producto”, mencionó.

Por ello, resaltó la importancia de escoger productos que se adecúen a las necesidades sin sentirse condicionados por la publicidad, ya que algunos de los mensajes pueden resultar sugerentes e invitar a la compra, pero que no siempre responden a las expectativas del producto.

En este caso, la nutrióloga señaló como ejemplo alimentos con pollo y pavo (salchichas, hamburguesas), que son dos de las carnes más magras, con menor porcentaje de grasa en su composición.

“Es fundamental leer la lista de ingredientes de estos productos, ya que muchos llevan como ingrediente principal la carne de cerdo y añaden pollo o pavo como uno más, pero no como el elemento principal, aunque en la etiqueta o en el envase destaquen esta información”, dijo.

Algunos yogures destacan su aporte de fruta con la siguiente frase: “contiene trozos de fruta”, pero una vez que se lee la lista de ingredientes, expuso, la realidad es que la cantidad de fruta añadida es mínima, entre un 2 y un 11 por ciento, lo que se traduce en 14 gramos por 100 gramos de producto.

Un yogur con trozos de fruta no sustituye una ración de fruta diaria, dijo, y agregó que este mismo ejemplo también se puede aplicar a otros productos distintos que se acompañan del mensaje “con zumo de fruta”, entre otros.

Se refirió también a los mensajes: Rico en omega-3 o fuente de omega-3, que algunas marcas de latas de atunes o sardinas destacan en su etiquetado.

Precisó aquí que es conveniente saber que este tipo de ácidos grasos saludables están presentes de forma natural en todo tipo de pescados azules, incluidos los que se encuentran habitualmente en el supermercado.

“Por lo tanto, que el envase lo destaque en su etiqueta no debe ser la razón que determine la elección del consumidor, por tener la creencia de que se trata de un producto más saludable”, aseveró.