Congreso mexicano exige a países certidumbre para niños migrantes

México, 3 Julio 14 (Notimex).- La Comisión Permanente del Congreso de la Unión exhortó al presidente Barack Obama y Congreso de Estados Unidos a emitir lineamientos básicos que ofrezcan más certidumbre a los niños migrantes que viajan solos.

En la sesión de este jueves, a un mes de iniciada la crisis por la detención de más de 52 mil menores migrantes mexicanos y centroamericanos en ese país, los legisladores aprobaron un punto de acuerdo donde también se exhorta a los gobiernos de Centroamérica y de México a frenar el flujo migratorio.

“La Comisión Permanente exhorta a los ejecutivos de los países involucrados: Estados Unidos, México, Guatemala, el Salvador y Honduras a suscribir convenios con medidas eficaces para garantizar el respeto de los derechos humanos de los niños migrantes no acompañados y atender las causas que lo propician”, destaca el exhorto.

Asimismo se exhorta a los congresistas estadounidenses a reconsiderar su posición y avanzar en la reforma migratoria antes de que concluya el año legislativo el 31 de julio próximo.

En tribuna el senador del PRD, Armando Ríos Piter, pidió crear un grupo plural que busque la creación de políticas y leyes que realmente combatan las causas que originan este fenómeno.

Mientras, en la Cámara de Diputados, la integrante de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, Beatriz Córdova Bernal, lamentó la crisis humanitaria por la oleada de niños centroamericanos que viajan solos hacia Estados Unidos.

En conferencia de prensa indicó que en términos cuantitativos y en lo que va del año, “casi 50 mil pequeños han llegado a la zona fronteriza con Estados Unidos, de acuerdo con la patrulla fronteriza este país”.

Los migrantes mexicanos que son detenidos y deportados por la Policía Migratoria de la Border Patrol, “son entregados al Instituto Nacional de Migración en la frontera norte y los traslada a los albergues temporales del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia.

Este fenómeno, subrayó, es todavía más preocupante, “si se considera que parte de esos niños migrantes son víctimas de maltrato, de explotación sexual e incluso del crimen organizado”.