Buenos Aires, 25 Junio 14 (Notimex).- La incertidumbre que cubrió la semana pasada la economía argentina comenzó a disiparse gracias a la negociación que el país sudamericano comenzará para tratar de pagar su deuda con los “fondos buitres!.

El Mercado de Valores de Buenos Aires continuó este miércoles la tendencia alcista que rozó un 9.0 por ciento el lunes, cuando el gobierno confirmó que trataría de renegociar el pago a los acreedores que ganaron un juicio en tribunales de Estados Unidos.

Las cifras contrastan con los vaivenes sufridos por la Bolsa a lo largo de la semana pasada, cuando se desplomó hasta un 10 por ciento, con pérdidas en las acciones de empresas del sector petrolero, eléctrico y bancario, principalmente.

Además, los bonos de la deuda argentina también se derrumbaron un 7.0 por ciento por la desconfianza en torno a la capacidad o intención de pago de Argentina, pero esta semana ya subieron un 15 por ciento.

Por el contrario, el indicador que continúa su tendencia alcista es el dólar ilegal, conocido aquí como “blue”, que superó un valor de 12 pesos, lo que amplió casi en un 50 por ciento la brecha con respecto al dólar legal, que se vende a 8.20 pesos argentinos.

La incertidumbre fue provocada por los temores de que Argentina declarara una cesación de pagos, lo que podría provocar una nueva crisis económica en el país.

El problema es que el fallo de un tribunal de Estados Unidos obligaba a pagar de inmediato y en efectivo mil 500 millones de dólares a los “fondos buitres” que especulan con la deuda de países en desarrollo y que representan el 8.0 por ciento de los acreedores de Argentina.

La decisión afectaba al 92 por ciento de los acreedores del país sudamericano que sí aceptaron una renegociación en los años 2005 y 2010, y a quienes se les ha pagado puntualmente.

Aunque en un principio se especuló con la posibilidad de que Argentina no pagaría, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner emitió durante el fin de semana un mensaje conciliador en el que pidió un trato justo y equitativo para todos sus acreedores.