Washington, 20 Jun (Notimex).- El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, pidió hoy al presidente estadunidense Barack Obama desplegar a la Guardia Nacional en la frontera sur del país ante el aumento inédito de niños migrantes de Centroamérica.

En una carta a Obama, el líder republicano planteó asimismo iniciar discusiones con Guatemala, El Salvador y Honduras para asegurar que los menores de edad sean repatriados de manera expedita y eficiente a sus países de origen.

“Nuestro país está enfrentando una crisis de seguridad nacional y humanitaria en la frontera sur”, señaló Boehner.

Funcionarios de la Casa Blanca confirmaron haber recibido la carta del presidente de la Cámara de Representantes y señalaron que es objeto de análisis.

Cifras del Departamento de Seguridad Interna (DHS) documentaron que más de 47 mil menores indocumentados que viajaban solos fueron detenidos en la frontera desde octubre pasado a la fecha, un aumento de 92 por ciento en relación con el año fiscal previo.

Boehner hizo un llamado a Obama para dar “pasos inmediatos” a fin de contener la llegada de los menores, proteger a las víctimas y garantizar que los niños sean tratados de manera consistente con las leyes con meta de lograr su unificación familiar.

El líder republicano pidió en ese sentido a Obama desplegar personal adicional a la frontera para ayudar al procesamiento y repatriación de los extranjeros.

La misión de los elementos de la Guardia Nacional sería lidiar con las necesidades de los infantes y apoyar a la Patrulla Fronteriza.

La víspera, un grupo de legisladores demócratas propuso a Obama asignar más recursos a la Iniciativa de Seguridad Regional de Centroamérica (CARSI) para confrontar la “crisis humanitaria” del éxodo de niños migrantes.

Los congresistas, encabezados por el senador demócrata Bob Menéndez, plantearon aumentar el presupuesto de CARSI a 230 millones de dólares, luego que la administración Obama solicitó sólo 130 millones, o 30 millones menos que la petición de año fiscal 2014.

El vicepresidente Joe Biden se encuentra en Guatemala para discutir lo que la Casa Blanca ha calificado como una “crisis humanitaria” por el éxodo de inmigrantes menores de edad.