Tras desacuerdo con Sherwin-Williams, Comex mira hacia el futuro

México, 27 May. (Notimex).- Luego de venirse abajo la operación de compra-venta con Sherwin-Williams, Comex mira hacia el futuro y cuenta con un fuerte plan de crecimiento con la apertura de al menos 200 puntos de venta este año, afirmó el CEO de la compañía, Marcos Achar.

Indicó que están creciendo por arriba de la cifra del año pasado, pues México está lleno de oportunidades y “nosotros estamos tratando de buscar todas las que tengamos”.

“Tenemos planes de crecimiento importantes, hoy por hoy estamos abriendo una tienda cada dos días, este año estamos abriendo más de 200 puntos de venta, este año estamos creciendo muy por arriba de lo que crece la economía, nosotros no paramos”, enfatizó.

Entrevistado tras la presentación de la campaña “El futbol une a los Mejores frente a los Mejores, en una misma cancha”, el directivo de la productora de pinturas señaló que siguen realizando inversiones y de hecho están reconvirtiendo algunas plantas.

Respecto a la demanda por incumplimiento interpuesta contra Sherwin-Williams en la Corte Internacional de Arbitraje (CCI), comentó que esperan que el litigio se resuelva en alrededor de seis a nueve meses.

“No pedimos indemnización, la corte al final pone un valuador y él es quien establece los daños. Nuestros abogados estiman que el periodo sea de seis a nueve meses… ellos no terminaron el proceso y es algo que no sabemos”, afirmó Marcos Achar.

Asimismo, respecto a una oferta de venta expuso que: “No tengo nada ahorita, si mañana llega una oferta interesante podría ser, pero al final del día hay Comex para rato”.

A mediados de mayo, accionistas de Grupo Comex demandaron un arbitraje por incumplimiento contra Sherwin-Williams, al considerar que la estadounidense no realizó los esfuerzos requeridos para aprobar la compra-venta por parte de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

“Luego de que la Cofece rechazara dos veces la solicitud de aprobación de la compra de Comex, la última vez en octubre de 2013 y en gran medida porque Sherwin-Williams había hecho caso omiso de las recomendaciones de los accionistas de Comex, éstos, de buena fe y con ánimo de salvar la transacción, otorgaron a la estadounidense una nueva prórroga del contrato hasta marzo de 2014”, afirmó.

En abril pasado, luego de los fallos de la Cofece, Sherwin-Williams dio a conocer que se desistió de su acuerdo para adquirir la empresa mexicana por 2.34 mil millones de dólares.

Según la estadounidense, bajo los términos del acuerdo, cualquiera de las dos partes podía rescindir el contrato en caso de que el cierre de la adquisición no se concretara en o antes del 31 de marzo de 2014.

Sherwin-Williams, con sede en Cleveland, Ohio, interpuso así una demanda el pasado 3 de abril ante la Suprema Corte de Justicia de Nueva York, a fin de solicitar que declare que hizo “esfuerzos comerciales razonables como requería el acuerdo de adquisición”.