Lorena Rojas. AGENCIA MEXICO

Miami, 9 May (Notimex).- La actriz mexicana Lorena Rojas nunca se imaginó que un examen médico practicado hace seis años para intentar embarazarse le cambiaría la vida, pues ahí descubrió que tenía cáncer de mama.

Luego de cirugías, quimioterapias, largos tratamientos y recaídas, su anhelo de ser madre seguía intacto, pese a que sabía que jamás podría embarazarse debido a que el cáncer que sufre se alimenta de hormonas y un embarazo le causaría un aumento de éstas.

Fue así que gracias a la adopción se abrió una oportunidad de maternidad para la actriz. Después de dos años de lucha, Lorena se convirtió en madre al adoptar una bebé en octubre del año pasado.

La pequeña “Luciana” nació en Estados Unidos y en la actualidad ambas residen en Miami, donde la actriz vive y trabaja para la cadena de televisión en español Telemundo.

“No me tocó cargarla en mi vientre nueve meses, pero la llevé en mi corazón esos nueve meses”, dice a Notimex la bella actriz durante una entrevista.

“Hoy te puedo decir que estoy disfrutando a mi hija plenamente como si hubiera nacido de mí y su madre biológica se me hace una mujer muy valiente que enfrentó con muchísimo valor su situación”, señaló.

“Ella –la madre biológica- lo tomó de una manera sin ser egoísta, aceptó sus responsabilidades y sufrió muchísimo en tomar esa decisión, pero también quería ser parte de la felicidad inmensa de darme la felicidad a mí”, agregó.

La actriz, quien actualmente graba su primera miniserie: “Demente criminal” para Telemundo, dice que ser madre es justamente lo que se imaginó.

“Yo soñé que esto iba a suceder. Tengo una hermana –Mayra Rojas también actriz- que tiene dos hijos, uno natural y otro adoptivo, y ella ha sido un gran ejemplo para mí”.

Como madre soltera y trabajadora, eso representa un reto más para la actriz de 45 años, cuyo nombre real es Seydi Lorena Rojas González.

Durante su trabajo en la miniserie en la que comparte créditos con el primer actor Sebastián Ligarde, Lorena se da tiempo de ir a su casa para darle de comer y compartir el mayor tiempo posible con su hija Luciana y cuando no va a su casa le da tiempo de estar en los camerinos con ella.

La maternidad le ha cambiado la vida y con ello la actriz afirma que ha aprendido a distribuir mejor sus tiempos “y a sintetizar las acciones proyectos y planes y ser más organizada”.

Este “Día de las Madres”, Rojas dice que será un día muy especial, que planea pasar al lado de su hija y de su prometido, pero señala que a las madres se les debería de festejar todos los días.

“En realidad el Día de las Madres, como siempre lo he dicho, se debe festejar a diario, en el caso mío el respeto y amor que siento por mi madre se lo refrendo todos los días”, concluyó.

Rojas se encuentra en tratamiento constante contra el cáncer y mientras se cuide y siga su tratamiento eso le permite llevar una vida normal.

La actriz ha participado en más de 25 telenovelas en México y Estados Unidos, entre ellas, “Alcanzar una estrella”, “Corazones rotos”, “Bajo un mismo rostro”, “El alma no tiene color”, “Canción de amor” y “Rosario”.