Marisol Barbosa Rodríguez
San Juan del Río, 21 Abr 14.- Los embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual entre los jóvenes se incrementa de manera alarmante, de acuerdo con Teresa Hernández, Coordinadora de la Clínica de Enfermería de la UAQ, en este municipio.

Jovenes de 14 años embarazadas.La especialista dijo que los jóvenes están iniciando su vida sexual a una edad de 14 años aproximadamente, ante el desconocimiento de las consecuencias que pudiera traerles por la falta de información.

De ahí que la facultad de Enfermería, Campus San Juan del Río, ofrece especialistas en el tema para que se acerquen al área de salud reproductiva, psicología y otros servicios.

“Sabemos que la mayoría de las jovencitas que se embarazan desde temprana edad, muchas veces se ven en la necesidad de abandonar sus estudios, pero lo más grave es que no saben los métodos anticonceptivos para prevenir un embarazo no deseado, ya que también corren el riesgo de adquirir alguna enfermedad de transmisión sexual”.

Señaló que la facultad realiza 3 veces al año ferias de salud, además de acudir a las comunidades a ofrecer servicios y orientación sobre el tema; “nos encontramos principalmente que en La Llave, La Estancia y en La Valla, hay muchos casos de jóvenes que procrean a temprana edad”, indicó.

Embarazos no deseados.Comentó que en el caso de los varones, los que se hacen responsables interrumpen su proyecto de vida, para comenzar a trabajar, además de que también son portadores de enfermedades como el virus de papiloma humano (VPH).

La Coordinadora de la Clínica de Enfermería, dijo que es necesario que la población tanto menor de edad como adulta, se acerque a informarse sobre estos temas, acudir a pláticas informativas de educación sexual, para que recurran a métodos anticonceptivos que pueden ser hormonales, orales e inyectables, con la finalidad de prevención y contar con un plan de vida.

“No se trata de tener relaciones sexuales a ciegas, es necesario que los jóvenes estén orientados, de los riesgos que corren, y las consecuencias que derivan de la falta de información, todos nos debemos involucrar para poder hacer una buena labor con este sector juvenil de la población y evitar embarazos no deseados”, finalizó.