Ginebra, 24 Feb (Notimex).- Organismos de Naciones Unidas (ONU) y agrupaciones de la sociedad civil emitieron un comunicado conjunto en el que hacen un llamado urgente a la comunidad internacional para alzar la voz ante el impacto devastador de la guerra en los niños sirios.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Alto Comisionado de ONU para Refugiados (ACNUR), Mercy Corps, Save the Children y World Vision advirtieron este día sobre las alarmantes consecuencias a largo plazo de una generación perdida.

En marzo se cumplirá un año más del cruento conflicto en Siria, en tanto que cerca de 5.5 millones de niños están ahora afectados dentro de Siria y en los países vecinos.

Las cinco organizaciones advirtieron que “si no se acaban el horror implacable y el sufrimiento de los niños y sin un aumento de la inversión en su educación y su protección, Siria y la región podrían perder una generación entera”.

Las organizaciones pidieron a los ciudadanos que se unan a una llamada masiva a la acción a través de www.change.org (http://bit.ly/nolostgenerations).

El llamado a la acción está dirigido a todos aquellos que tienen la responsabilidad y la capacidad de acabar con el sufrimiento de la infancia y salvaguardar su futuro.

Además, para la protección inmediata de los niños, el comunicado subrayó la importancia de romper el círculo de la violencia y brindar a la infancia y la juventud el apoyo que necesitan para jugar un rol constructivo en la paz y la estabilidad futuras de Siria y la región.

Entre las demandas se encuentra la de poner fin de la violencia contra los niños de Siria.

“Todos los implicados en la contienda deben respetar plenamente las leyes humanitarias, poner fin al reclutamiento de niños, y comprometerse en una resolución pacífica de este conflicto”, subraya el documento.

Además, urge a poner fin al bloqueo de asistencia humanitaria.

“Se debe permitir a las organizaciones humanitarias que puedan llegar con garantías de seguridad a todos aquellos que están sufriendo”, indica.

La declaración insta a poner fin a los ataques contra trabajadores e infraestructuras humanitarias, especialmente escuelas y hospitales.

Pide “un compromiso renovado por la reconciliación y la tolerancia liderado por todas las comunidades afectadas por el conflicto e involucrando a los niños y los jóvenes”.

Demanda más inversión en la educación y la protección psicológica de todos los niños afectados por el conflicto.

“Los niños necesitan ayuda para recuperarse de los traumas a los que se han enfrentado y adquirir las habilidades que necesitarán para ayudar a reconstruir su país y fortalecer la estabilidad de la región” , valora el documento.

Este llamado al público persigue sumar al menos un millón de voces de apoyo antes de que la guerra de Siria alcance el final de su tercer año el próximo 15 de marzo.