Llama Chimal a discutir, criticar y apreciar la obra de Julio Cortázar

México, 11 Feb. (Notimex).- Como uno de los autores más influyentes en la literatura latinoamericano y de los más idolatrados, por su emblemática obra “Rayuela”, definió el narrador Alberto Chimal, al destacado escritor argentino Julio Cortázar, a quien recordó en el marco de su 30 aniversario luctuoso, que se cumple este miércoles.

En entrevista con Notimex, el autor de “Los Esclavos” aseguró que el lugar que se ha ganado Cortázar en las letras latinoamericanas y especialmente en el cuento se debe “no sólo a la calidad de su obra, que es innegable, sino también porque fue de los más influyentes a la hora de teorizar sobre el cuento”.

Como exponente del cuento, Chimal ha visto influenciada su obra por la del autor de “Bestiario”, pues coincide con su propuesta narrativa, aunque lo considera un autor idolatrado, que no debe ser seguido ciegamente como modelo, al contrario “se le debe discutir, criticar y apreciar como parte de la historia del cuento”.

Estimó que la popularidad del intelectual argentino, misma que le ha valido ser uno de los autores más admirados de las letras hispanas, se debe en gran medida a su novela “Rayuela”.

“Por sus historias de cronopios y por una especie de ´mística´ de la escritura y de la vida que puso de moda. Es un caso similar al de Roberto Bolaño en la actualidad: la percepción de su literatura se confunde con la de su biografía”, explicó.

Esta novela, dijo, es la gran aportación de Cortázar a la literatura, por su estructura y forma innovadora, “que anticipa el hipertexto que conocemos en la actualidad: la lectura no-lineal. En cuanto a sus temas e ideas me parece un poco envejecida: se sostienen mejor los cuentos”, consideró.

Según Chimal, existen personas que dicen que Julio Cortázar (1914-1984) es un autor para ser leído en la adolescencia, lo que alude a que existe inmadurez en la obra del autor.

“No es así: habrá textos suyos que se relacionen más directamente con las experiencias de la juventud, pero no sólo eso no es malo, sino que otros de sus textos pueden resonar con lectores de cualquier edad.

“Cuentos como ´La salud de los enfermos´, ´El perseguidor´, ´Instrucciones para John Howell´, ´Ahí pero dónde, cómo´ y muchos más son auténticamente universales”, afirmó.

El autor de “La torre y el jardín” expresó que este 2014, que ha sido nombrado el “Año Cortázar” ya que se cumplen 30 años de su muerte y 100 de su nacimiento, la mejor manera de evocar al autor es leyendo su obra.

“Quienes lo conocen podrán redescubrir el placer que les dio su lectura inicialmente, y que en muchísimos casos quedará intacto. Y quienes no lo conocen tienen la oportunidad de disfrutar de sus grandes historias”, concluyó.

NTX/VLU