México, 9 Ene. (Notimex).- El secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, destacó la importancia de que en los primeros meses de este año se realicen los cambios administrativos correspondientes para que los beneficios de la reforma financiera, que hoy será promulgada, se vean reflejados en las empresas y las familias mexicanas.

Afirmó que para el gobierno federal, 2014 es clave para la implementación de las reformas aprobadas y lograr los objetivos específicos que se esperan de cada una de ellas.

En entrevista televisiva, indicó que se busca llevar a cabo las modificaciones administrativas en la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), en la Secretaría de Hacienda y en el Banco de México (Banxico) para que la reforma financiera se traduzca en mayores y mejores créditos para las empresas y las familias.

Reiteró que el propósito es “quitarle el freno al crédito bancario” a través de la competencia entre los bancos, que permitan bajar tasas y comisiones de manera permanente para sus usuarios.

El titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) subrayó la trascendencia de las reformas estructurales recién aprobadas por el Congreso de la Unión, con el único objetivo de transformar a México.

Aseguró que esos cambios son profundos e históricos y que 2013 será recordado como un año de reformas que sentarán las bases para crecer.

Reiteró que el objetivo de la reforma hacendaria es dar estabilidad al marco tributario y aclaró que en los próximos tres años el gobierno federal no propondrá cambios fiscales si no son necesarios.

Expresó que las reformas fiscales no son para siempre pero sí los ingresos adicionales que tendrá el Estado para atender las prioridades de los ciudadanos en materia de educación, salud, infraestructura y empleo.

Videgaray Caso resaltó la importancia de la reforma energética para la inversión y la generación de fuentes de trabajo y ahorros en el consumo de los servicios relacionados.

En el caso del supuesto recorte de personal en Petróleos Mexicanos (Pemex), dijo que la paraestatal sólo está racionalizando su estructura, sobre todo donde no se justifican algunas tareas.

Afirmó que la estructura laboral en Pemex no crecerá y pero sí se reducirá respetando los derechos de los trabajadores.

El funcionario federal también recordó que es obligación del Servicio de Administración Tributaria (SAT) dar a conocer los nombres de los contribuyentes que se encuentren en algunos supuestos, como créditos firmes no pagados, exigibles, de carácter penal y los no localizados.

Tras subrayar la obligación del contribuyente de pedir una aclaración al SAT ante algún error, dio a conocer que ese organismo dará a conocer el 15 de enero la nueva lista de deudores.

Señaló que aunque no está previsto en la ley, el SAT podría pedir una disculpa pública a los contribuyentes que lo ameriten y que siempre, aseguró, tendrán los mecanismos fiscales para defenderse.

En el caso de las condonaciones, agregó que éstas no son retroactivas y se harán públicas a partir de comiencen a surgir.

Puntualizó que hay confianza en México gracias a las reformas aprobadas, con una perspectiva económica muy positiva, no sólo para el próximo año sino para las siguientes décadas.