Advierte OCDE condiciones menos favorables para América Latina

Panamá, 18 Oct (Notimex).- La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) advirtió de condiciones macroeconómicas menos favorables para Latinoamérica en 2014 por la incertidumbre mundial con una tasa de crecimiento menor a 2.9 por ciento.

“El escenario externo es menos favorable para la región debido a una reducción en el volumen del comercio global, la moderación en los precios de las materias primas y una mayor incertidumbre sobre las condiciones financieras internacionales”, indicó el informe anual de la OCDE.

El reporte “Perspectivas Económicas de América Latina 2014” fue presentado este viernes en la capital panameña por el secretario general de la OCDE, el mexicano José Ángel Gurría, en el marco de la XXIII Cumbre Iberoamericana, que iniciará este viernes en Panamá.

“No nos preparamos para la postcrisis, dejamos en el tintero muchas de las reformas estructurales; nos fuimos con la inercia que nos dieron los altos precios de las materias primas”, manifestó Gurría en rueda de prensa.

El documento, elaborado en conjunto con la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), destacó que la compleja situación de deterioro en el crecimiento económico ocurre luego de registrarse “una década de crecimiento sólido”.

De manera previa, al participar en el cierre del IX Encuentro Empresarial Iberoamericano, Gurría adelantó que el crecimiento de América Latina de 2013 estará por debajo del 2.9 por ciento de 2012 y “por debajo del 4.0 por ciento promedio de la última década”.

“Ello hace difícil solucionar los grandes problema de equidad de la región, continuar con la reducción de la pobreza”, señaló el titular de la OCDE.

Los países latinoamericanos y caribeños son impactados por el “débil crecimiento económico de la zona euro, del menor dinamismo de la economía china y del impacto de un eventual endurecimiento de la política monetaria de los Estados Unidos”, explicó el texto.

Señaló que para compensar el impacto negativo, los países de la región han recurrido a impulsar su demanda interna, sine embargo, la OCDE advirtió que esa situación “podría generar mayores desequilibrios”.

“Experiencias anteriores de la región apuntan a la necesidad de monitorear la expansión del crédito y la sostenibilidad del gasto público”, alertó el secretario de la OCDE; entidad formada por 33 economías desarrolladas.

Pero a los retos de la compleja situación también se suma la consolidación de una nueva clase media que demanda servicios públicos eficientes y de calidad y mejores empleos.

Para enfrentar los desafíos, la OCDE recomendó a la región implementar reformas fiscales para aumentar sus ingresos tributarios y destinar más recursos a construir infraestructura, pero además de ello crear instituciones para monitorear el gasto y enfocarlo.

“La región debe afrontar los desafíos y aprovechar las oportunidades que ofrecen las economías asiáticas: El dinamismo de las economías emergentes en Asia supone un desafío para la competitividad de la industria manufacturera de América Latina”, señaló.

Advirtió que para llegar a ello “la región requiere poder diversificar sus exportaciones y buscar capturar mayor valor agregado”.

“Las reformas deben también buscar mejorar la productividad: La innovación tecnológica resulta clave para promover el necesario cambio estructural, que favorezca la diversificación, incremente la productividad y reduzca las brechas tecnológicas”, precisó.