En dónde perdimos a la policía

*Paloma de dónde vienes…
La Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) en San Juan del Río, enfrenta una de las crisis más severas de la que se tenga memoria. A pesar de que al arranque de la actual administración municipal, el propio alcalde Fabián Pineda Morales, catalogó dicha área como una de las más importantes y fundamentales dentro de su gobierno, la realidad es que en las últimas semanas, varios incidentes y errores han puesto “contra las cuerdas” a los mandos operativos de dicha dependencia policiaca.

Hoy muchos sanjuanenses nos preguntamos ¿en qué momento la policía de esta localidad, dejó de preocuparse por tratar bien a los ciudadanos? ¿En qué momento resultó más importante amedrentar a los vecinos, que combatir la inseguridad, que claramente se respira en las calles y avenidas de esta ciudad? ¿En qué momento los perdimos? Vayamos al origen del asunto. Desde que se comenzó a ventilar la idea de que un policía de carrera sería la persona que se quedaría al frente de esta institución -propuesta patentada por el actual Presidente Municipal- se intuía que el grueso de la corporación policiaca aceptaría de buena manera, dicha determinación.

Eso, si mal no recuerdo, lo confirmó el propio alcalde sanjuanense, cuando apenas iniciaba su campaña proselitista, hace ya más 18 meses.

Una vez en uso de sus funciones, Fabián Pineda Morales hizo honor a la palabra empeñada y propuso al comandante Raúl Rosales Ramírez como el nuevo titular de la SSPM. Con más de 20 años de servicio Raúl Rosales representó -en su momento- a todos aquellos uniformados que con varios años de ardua labor han venido soportando el trabajo duro que debe realizar la policía local.

En sus primeras declaraciones, como responsable máximo de la SSPM, estimó que los sanjuanenses debíamos de reconocer la función vital que desarrollan los agentes policiacos, quienes ciertamente arriesgan su vida para cuidar la de terceros.

Propuso revalorar el papel del policía municipal e inclusive el de sus familias también. Sin embargo a últimas fechas estas palabras realmente suenan huecas; cuando nos enteramos por medio de las redes sociales, que mandos operativos de la SSPM -y que conforman el grupo élite de la propia institución- tunden a golpes a vecinos de la comunidad de La Valla.

Y a pesar de que son grabados, con un teléfono móvil continúan con su “heroica” labor, simplemente tapándose los rostros con pasamontañas. Perdón pero con o sin razón la autoridad no puede permitirse el lujo de infringir la ley y todavía salir a defender lo indefendible.

Si somos honestos antes de este episodio -lamentable por donde se le quiera ver- en esta localidad ocurrieron sucesos que presagiaban ya la descomposición al interior de la SSPM. Algunos de ellos están reflejados periodísticamente, en los diarios de circulación local y son de dominio público.

Otros más se conocen, por rumores o por medio de conversaciones privadas, en donde queda claro que ni los mismos amigos y colaboradores cercanos al edil sanjuanense Fabián Pineda se salvan, de los atropellos de los que son objeto los ciudadanos que habitan esta ciudad, a manos de policías que han desviado completa y evidentemente su misión.

Pero tenemos que ser muy claros y precisos en el comentario. La gran mayoría de los agentes policiacos que laboran en San Juan del Río son buenos, muy buenos y excelentes elementos que diariamente salen a la calle a jugarse literalmente “el pellejo” por sus conciudadanos. Los sanjuanenses lo saben y se los aplauden. Pero todo aquel que tiene un problema y no lo reconoce, está más lejos que nadie de poderlo resolver.

*Yo vengo de San Juan del Río…
Para cambiar de página, tendremos que decir que cuando esté usted -amable lector- esté leyendo este Palomazo Mensajero, se enterará que el día de ayer viernes, estuvieron en esta ciudad echándose un “mano a mano” el actual Senador panista Francisco Domínguez Servien y el ex diputado federal priista Jesús Rodríguez Hernández. Ambos actores claves, dentro de sus respectivos partidos. Ambos contrapesos que avanzan decididamente.

*Cobíjame con tus alas…
A pesar de lo entendible que resulta la actitud de Francisco Domínguez, de ni siquiera mencionar a San Juan del Río durante su primer informe de actividades; el senador deberá recordar que en política las únicas ecuaciones que funcionan son la suma y la multiplicación.

*Que ya me muero de frío…
La experiencia política de Jesús Rodríguez es reconocida hasta por sus adversarios. Por ello el más interesado en no descuidar esta plaza -queremos seguir pensando- es el propio Rodríguez Hernández, quien tiene una agenda apretada como representante jurídico regional de la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Bajo el lema zapatista “la tierra es de quien la trabaja”; todo es posible.