Por: Claudio Osornio
San Juan del Río, 27 Sep 13.- Leonardo Meza Aguilar, Director de Educación Ambiental del Centro de Capacitación para el Desarrollo Sustentable, de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), recomendó a las grandes industrias asentadas en el municipio de San Juan del Río -que ejecutan procesos de producción que implican la emisión de cualquier tipo de contaminante- solicitar a dicha dependencia federal, la aplicación de una auditoría ambiental voluntaria.

Ejecutar este tipo de auditoría, explicó el funcionario federal quien la mañana de este viernes acudió a la Universidad Tecnológica de esta localidad, tiene la particularidad de solicitarle al Gobierno Federal de manera voluntaria una revisión exhaustiva con el propósito de corroborar que el uso de vital líquido se realiza de una manera eficiente y se cumple además con el programa de emisiones contaminantes.

En ese contexto, Leonardo Meza, enfatizó que está demostrado que las empresas que apuestan por aplicar este tipo de mecanismos de protección ambiental, conviven de mejor manera con sus respectivos entornos sociales.

“Antes que nada hay que explicar que es una auditoría ambiental voluntaria. Esta no es una exigencia de la autoridad, pero si es una postura de compromiso social de la propia empresa señalada. Hay que decir con claridad que las empresas que apuestan por este tipo de acción, lo que buscan es ser eficientes porque al hacerlo reducen costos. Por ello es que la propuesta es que ellos mismos (los industriales) le soliciten a la SEMARNAT una acción de esta naturaleza”, aseveró el Director de Educación Ambiental del Centro de Capacitación para el Desarrollo Sustentable de la SEMARNAT.

Cada vez más recurrente, dentro de la perspectiva de la clase empresarial de nuestro país, reconoció el funcionario federal, se han vuelto las auditorías ambientales voluntarias.

En ese sentido, Meza Aguilar precisó que en el caso del municipio de San Juan del Río, empresas como Kaltex, Ponderosa y kimberly Clark, están obligadas a recorrer estas rutas.

“Las empresas que realmente están comprometidas socialmente tienen que cumplir con ciertos parámetros, pero aquí el asunto es que muchas empresas cumplen con lo que indica la norma, pero en realidad si están emitiendo.

Esa es la realidad que estamos obligados a modificar con la participación de todos los interesados”, resaltó el funcionario de la SEMARNAT.