Indefendibles en Querétaro

Las cosas las podemos ver desde dos ángulos; ¡por fin algo sucede¡ o, que poca… pena para funcionarios tan corruptos.

El caso es que, como seguramente esta ya usted enterado, el pasado 18 de septiembre, en sesión de Cabildo del Municipio del Marqués, se decidió inhabilitar a 5 ex funcionarios, entre ellos, al presidente municipal, Rubén Galicia Medina (mejor conocido como el Canguro, por aquello de que es lo más parecido a una ratota) a su tesorero, con 30 años de prohibición en el servicio público y 4 funcionarios más, con 5 y 10 años respectivamente.

Para muchos, lejos de causar beneplácito, la inhabilitación a estos ex funcionarios, causó indignación, pues hay pruebas fehacientes del desvío de fondos y abuso del erario por muchos millones de pesos así como pruebas irrefutables de incumplimientos, irresponsabilidad y abuso de sus funciones.

Para otros, les queda el consuelo de que aunque sea poco, algo es algo y puede ser el principio para terminar con la impunidad que ha caracterizado por décadas, al sistema político mexicano, en sus tres niveles de gobierno.

Ciertamente que a la mayoría puede parecerles una mera intención de ”taparle el ojo al macho”, más déjeme decirle –porque conozco bien al actual presidente, Enrique Vega Carriles y me parece un hombre honesto y bien intencionado- que a propósito sí es poner un hasta aquí a tanto abuso y que, esta medida, es sólo una de las muchas vías que se están siguiendo, para poner un escarmiento a tanta pillería de la que fue objeto la pasada administración en El Marqués, en donde saquearon las arcas, dilapidaron dinero público y motivaron que la siguiente administración, tuviera que endeudarse para sacar adelante la situación y no paralizar a ese municipio que tiene uno de los crecimientos más acelerados en el estado y u promisorio futuro,que temporalmente se vio afectado por los abusos de unos cuantos que se coludieron en la presidencia municipal por tres años.

Podemos decir entonces que el Cabildo de El Marqués –que por cierto votó por unanimidad las sanciones está poniendo un ejemplo que debería seguir muchos, pues una cosa es desgarrarse las vestiduras y pronunciar pomposos discursos que luego quedan en la nada, a desplegar una acción consistente que aunque lenta, va dando paulatinamente frutos, aunque no faltará quien diga que no está en sus funciones inhabilitar, sino que le corresponde únicamente al Congreso; Asunto debatible y hasta “leguleyo”.

Habrá que esperar, por tanto, las resoluciones de las otras instancias pues en ese municipio, se han entablado también, demandas de carácter penal y confiemos que, aunque lenta, la rueda de la justicia avanza.

La situación a la vez, nos hace pensar en muchos otros casos donde también fue piedra de escándalo los abusos de los ahora e ediles, pero particularmente quiero referirme a Corregidora en donde, otro de los congéneres de Rubén Galicia –por aquello de los canguros-Carmelo Mendieta- incurrió en iguales o peores abusos y por ahí, no ha pasado nada, a pesar de que el actual alcalde, Toño Zapata ,también de cuño panista- ha declarado reiteradamente que actuará en su contra, anunciando diversas acciones, pero que hasta el momento no se conoce ningún resultado.

El caso de Carmelo Mendieta, es tal vez más grave que el de Galicia Medina, pues el ahora ex alcalde y próspero ganadero se pasea con impunidad y hasta con cinismo por lo que fue su demarcación y pareciera que se cobija en la protección de su partido, el PRI, para decir que goza de protección e impunidad.

No podemos desconocer que, en el ámbito político, hay negociaciones, pero hay casos que rebasan toda lógica y deberían ser muestra de un hasta aquí de lo que no puede tolerarse en el servicio público, porque ahora que se conoce la decisión del Cabildo del Marqués, surgen voces que piden revisar el caso, argumentando que se trata de una administración panista.

Más allá de cualquier intención política, está la visión que tiene la ciudadanía y ante hechos tan contundentes, no se puede defender lo indefendible, aún midiendo los riesgos y sobre todo teniendo en cuenta que los ciudadanos, ya tienen memoria y saben cobrar facturas. Por lo pronto, no hay quien haya salido al paso de lo que ya es el tristemente célebre caso Galicia
Hasta la próxima.
Contactos [email protected]