La Habana, 18 Sep (Notimex).- El jazzista Roberto Carcassés, hijo del afamado músico homónimo, desató la polémica tras haber usado la semana pasada un foro a favor de la libertad de cuatro agentes cubanos presos en Estados Unidos acusados de espionaje, para lanzar consignas contra el gobierno cubano.

El líder del grupo de música fusión Interactivo, expresó en la página de “Facebook” de la agrupación, que este castigo se debe a que reclamó libre acceso a la información y la elección directa del presidente de la República, y que ya le valió una “sanción por tiempo indefinido”, que lo vetará en todas las instituciones culturales del Estado.

Al respecto, el cantautor Silvio Rodríguez, en su blog “Segunda Cita”, cuestionó la penalización al músico de jazz pero también lo criticó por su “torpeza”, al lanzar su “pliego de reclamaciones”.

“Lamentablemente, a la torpeza de mi compañero (Carcassés) siguió otra por parte de la institución que rige el trabajo de los profesionales de la música en Cuba”, escribió Rodríguez.

La directora del Coro Nacional de Cuba, Digna Guerra, quien se declaró “indignada” por la actitud de Carcassés, cuestionó su ética y calificó como “batalla sagrada” la campaña por los agentes de inteligencia considerados aquí “héroes antiterroristas”.

“No se trata de que no podamos tener opiniones diversas. Se trata de tener ética y responsabilidad para plantear nuestros criterios en su justo lugar y momento”, argumentó.

Otros músicos, como Conrado Monier acusaron a Carcassés de “dañar” el esfuerzo de “miles de artistas” y le adjudicaron “incultura política”, e incluso algunos sugirieron que buscaba promoción ante sectores de la ciudad de Miami contrarios al gobierno de la isla.

Según publicó el portal oficial en Internet “La Jiribilla”, Tanmy López, integrante del grupo Interactivo, se deslindó de la actitud de su compañero y calificó como “infeliz” el incidente que pasó inadvertido para muchos de los asistentes al concierto.