Condena la Celac a cualquiera que use armas químicas

La Habana, 9 Sep (Notimex).- La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) expresó hoy su “más enérgico repudio” al uso de armas químicas y otras de destrucción en masa, “independientemente de dónde se empleen y de quién las emplee”.

En un comunicado emitido este lunes, el organismo señaló que sus Estados miembros ratifican su pleno compromiso con la Convención sobre la Prohibición del Desarrollo, Producción, Almacenaje y Uso de Armas Químicas y sobre su Destrucción.

La Celac agrupa a todos los países americanos -salvo Estados Unidos y Canadá- y fue creada en Caracas en diciembre de 2011 por impulso del presidente venezolano Hugo Chávez, fallecido en marzo pasado.

Cuba ejerce en 2013 la presidencia pro témpore de la Celac, integrada por 33 países.

El texto exhortó a todos aquellos que cuenten con evidencias probadas del empleo de armas químicas en Siria y de quienes hacen uso de ellas, las entreguen a los mecanismos de investigación dispuestos por la ONU, para que los hechos se aclaren plenamente y se prevengan consecuencias.

La Celac exigió el inmediato cese de la violencia y que se proteja a la población civil, e hizo un llamado para poner fin al suministro de armamentos hacia territorio sirio y a todas las partes para que eviten la agresión y ataques contra la población civil, así como avanzar hacia una solución política negociada del conflicto.

Pidió al Consejo de Seguridad que con base en sus facultades y en el informe de la Misión de Investigación de Naciones Unidas, intensifique sus esfuerzos por la paz para que cesen las agresiones.

Indicó que de verificarse el uso de armas químicas los responsables de estos hechos no deben quedar impunes. “La Celac recuerda que cualquier acción sólo puede emprenderse por el Consejo de Seguridad, en conformidad con la Carta de las Naciones Unidas”, anotó.

Exhortó al secretario general de Naciones Unidas a continuar sus esfuerzos para lograr el fin del conflicto y reitera su apoyo a Lakdar Brahimi, representante especial de la ONU y la Liga Árabe, y a la convocatoria de una conferencia internacional sobre la situación en Siria.

El enérgico texto de los países latinoamericanos se divulgó en momentos en que el mandatario sirio Bashar al-Assad volvió a negar haber utilizado armas químicas en un ataque el 21 de agosto pasado en los suburbios de Damasco.

“No hay evidencia de que haya atacado a mi propio pueblo”, dijo; según el anticipo de una entrevista televisiva, el presidente sirio desafió a Barack Obama a mostrar pruebas y advirtió que “habrá represalias” si es atacado.

El 21 de agosto pasado la oposición armada siria denunció que el régimen de al-Assad había lanzado un ataque químico en el que murieron más de mil 300 civiles. A partir de esta denuncia, Estados Unidos, Francia y Reino Unido piden una represalia militar.

Este día el congreso de Estados Unidos inició un debate sobre el posible ataque militar al régimen de al-Assad, mientras en las próximas horas Obama se apresta a pronunciar un discurso sobre el tema.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, aseguró la víspera en París que “no es una fantasía, el presidente Bashar al-Assad usó armas químicas al menos 11 veces”.